Ban Ki-moon insiste en que la conferencia de paz sobre Siria sea a mediados de noviembre

El secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon efe
|

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, sigue apostando por que se celebre a mitad de noviembre la conferencia de paz sobre Siria que EE.UU. y Rusia propusieron hace meses que tenga lugar en Ginebra, anunció hoy su portavoz.

"El secretario general sigue creyendo que la conferencia de Ginebra puede celebrarse a mitad de noviembre y es su firme decisión trabajar duro para que sea así", dijo en una rueda de prensa el portavoz de la ONU, Martin Nesirky.

Los últimos días tanto las autoridades rusas como el mediador internacional para Siria, Lajdar Brahimi, no han escondido su temor por la posibilidad de que las partes no estén preparadas para sentarse a negociar en esas fechas.

"Todo el mundo sabe que no será fácil", reconoció el portavoz, quien sin embargo reiteró que la intención del secretario general es "muy clara" y seguirá "presionando" para que se celebre "a mediados de noviembre".

El presidente sirio, Bachar al Asad, insistió este domingo en que su Gobierno no negociará con "terroristas", aunque reiteró su disposición a participar en la conferencia de paz de Ginebra para buscar una salida política al conflicto interno.

"Nuestras únicas condiciones son no negociar con los terroristas, la renuncia a las armas y que no se pida una intervención extranjera", dijo Al Asad en una entrevista publicada en el diario oficialista sirio "Tishrin".

El representante especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria admitió este fin de semana que no está "cien por cien seguro" de que la conferencia pueda celebrarse en esas fechas, pero dijo que invitará a las partes a viajar a Ginebra "sin precondiciones".

Nesirky detalló hoy que lo que hizo el mediador internacional es expresar su temor por las rivalidades y divisiones dentro de la oposición, pero insistió en que la idea es que estén representados por una única delegación unida en Ginebra.

"Esto lleva ya mucho tiempo, es verdad que hay muchas rivalidades y divisiones, y es obvio que no va a ser fácil que ocurra, pero el secretario general tienen la firme decisión de seguir trabajando duro para lograrlo", añadió.

Ban ha pedido a los países que tengan algún tipo de autoridad con las partes "que ejerzan esa influencia" para lograr que se sienten a negociar en Ginebra una delegación del Gobierno y otra de la oposición "unida".

El conflicto en Siria estalló en marzo de 2011 y ha derivado en una sangrienta guerra que ha causado desde entonces más de 100.000 muertos y millones de desplazados y refugiados, según datos de la ONU.

Ban Ki-moon insiste en que la conferencia de paz sobre Siria sea a mediados de noviembre