La reforma de San Andrés saturará el tráfico del Paseo y la avenida del Puerto

El ciclo de los semáforos del cruce de la avenida del Puerto con la plaza de Ourense se manipula varias veces al día | quintana
|

El anuncio del Gobierno local de que piensa convertir la calle de San Andrés en un bulevar durante este mandato plantea la incógnita de cómo reaccionará el tráfico del centro de la ciudad, siempre congestionado. A día de hoy, la Intensidad Media Diaria (IMD) en San Andrés supera los 9.000 vehículos y los planes de la Concejalía de Urbanismo, aunque poco concretados, implican eliminar el tráfico rodado por lo menos en un sentido. Eso significa que parte de los vehículos que transitan por San Andrés tendrán que hacerlo por el Paseo Marítimo o la avenida del Puerto. Esta última es ya la vía más congestionada de la ciudad, con una IMD que ronda los 26.000 vehículos diarios, más del doble que antes de que se abriera el túnel de La Marina.

Porque, efectivamente, fue la apertura de esta vía subterránea la que cambió radicalmente el tráfico en el centro de la ciudad, como pretendía el Gobierno de Carlos Negreira, impulsor de esta obra que la oposición calificó de “faraónica” pero que, a pesar de su coste millonario, permitió liberar 54.000 metros cuadrados de superficie para el peatón, y obligó a gran parte del tráfico a desviarse por el Paseo o la avenida del Puerto, por aquel entonces aún Alférez Provisional.

Configuración

Esto es lo que se espera que ocurra ahora: “A eso es lo que tiende el tráfico en A Coruña. Por la configuración de la ciudad, no hay otra manera: hay que circular por el Paseo Marítimo o por la avenida del Puerto”. En una ciudad levantada sobre una península, las opciones son escasas y, de hecho, tanto la avenida del Puerto en su cruce con la plaza de Pontevedra como el Paseo Marítimo a la altura de la calle de Modesta Goicouría experimentan frecuentes embotellamientos.

Sin embargo, desde Tráfico de la Policía Local aseguran que estos atascos se producen únicamente en hora punta. “Lo tenemos estudiado. En el Paseo Marítimo, por ejemplo, la gente que quiere girar por Modesta Goicouría lo hacen, en su mayor parte, para salir de la ciudad por Linares Rivas o Juan Flórez”, explican. Sería más apropiado que pasaran de largo y tomaran el desvío a la ronda de Nelle, o la de Outeiro. Estas dos vías también soportan una gran cantidad de tráfico, pero mucho menos que las del centro. Por ejemplo, el IMD de la ronda de Outeiro es de 20.000 vehículos, mientras que el de la ronda de Nelle es significativamente menor, rondando los 14.000. La misma cifra que Juan Flórez.

En el caso de la avenida del Puerto, la congestión queda patente sobre todo en dirección salida de la ciudad y muestra su importancia cuando se produce un siniestro en el interior del túnel, sobre todo cuando un vehículo grande ignora el gálibo.

Ciclos semafóricos

La gran afluencia de vehículos obliga a la a Policía Local a forzar la red semafórica para tratar de evitar los embotellamientos, sobre todo en horas punta, desde la sala de pantallas de la estación de autobuses. De esta manera, se ha pasado de poco más de cinco cambios en la señalización (cambios en las aperturas y cierres de semáforos) al día en ese punto a más de 23, según fuentes municipales. Se realizan más de 6.000 cambios en los ciclos semafóricos al año, y la mayor parte son en la plaza de Ourense, para dar salida a tráfico que sale del túnel de La Marina. Pese a todo, los expertos en el tráfico se muestran confiados en que la avenida del Puerto y el Paseo Marítimo podrán soportar un nuevo incremento del tráfico, a expensas de que se concreten los planes municipales. Eso sí, los atascos en horas punta seguirán incrementándose.

La reforma de San Andrés saturará el tráfico del Paseo y la avenida del Puerto