“Eliximos os novos escenarios para explotar a paisaxe e o patrimonio nos espectáculos”

Ramiro Neira, en la plaza de María Pita
|

El Festival de Danza na Rúa Quincegotas cumple hoy su segundo aniversario con un proyecto mucho más ambicioso y completo que en los orígenes. Mover las fechas que ocupaba en el calendario ha permitido marcarse nuevos retos pero de ello también se han ocupado los organizadores buscando nuevos escenarios callejeros que se escapen de lo convencional. El responsable de producción del certamen, Ramiro Neira, reconoce que el público se va a encontrar con muchas diferencias “porque non é o mesmo intervir na rúa en novembro que en setembro”.
“Agora hai un público diferente: aínda quedan turistas e moita xente da cidade está de vacacións”, destaca Neira, que espera una gran respuesta de un público lo más amplio posible. Tanto da que los que estén al otro lado de la barrera imaginaria sean niños o adultos.
Además de aprovechar unas fechas estratégicas después de las fiestas de María Pita, el traslado temporal surgió para “aforrar riscos” con la lluvia, aunque a estos artistas del baile no les asuste que caigan cuatro gotas... o quince. “Malia que chova non se vai suspender un bolo porque iso é asumible e se pode integrar nos espectáculos”, cuenta, pues el nombre del festival no es una casualidad. Alude al 15 “vencellado ao código postal” pero las gotas se refieren “á auga, que é unha marca da Coruña e tamén á forza do festival porque os comisarios estamos fartos de mirar ao ceo e non queríamos buscar opcións B por si chovía”.
Estos bailes, estos espectáculos, tienen que ser en la calle “porque non é o mesmo una peza artística na Domus con bo tempo e o atardecer de fondo que, de súpeto, facela no interior”. Esa premisa de que la lluvia les resbala fue la que impusieron también a las 11 compañías que estarán presentes en el evento.
En esta ocasión, los coruñeses y visitantes podrán gozar del buen hacer de tres gallegas pero también llegan de otros lugares con mucho por demostrar. En total 29 artistas se pasearán por los siete nuevos espacios elegidos. La Domus, Paseo de los Puentes, las Esclavas, Riazor, María Pita, las Bárbaras o el castillo de San Antón volverán a ser puntos de encuentro culturales de excepción.

escenarios de reto
Sobre la elección, el responsable destaca que se buscó escapar de los centros neurálgicos de la primera edición “máis vencellados á zona hosteleira e comercial”. De lo que se trata es de ir “a explotar fondamente a paisaxe e o patrimonio da cidade” con los atardeceres como marco perfecto, haga sol o llueva.
No niega que hay unas tablas más difíciles que otras, y más cuando los artistas acostumbran a danzar descalzos. Habla de la plaza de las Bárbaras, que “é complexa polo propio chan pero se valorou o contexto” y se planteó como un reto para la compañía encargada de explotar el poder de las piedras y el “máxico” emplazamiento.
El productor destaca la importancia de que el “espacio escénico” sea la calle porque esta permite ser “máis libre e que se goce dunha forma máis fonda”.
La programación, en la que han colaborado el Ayuntamiento y la Diputación, entre otros, se pondrá en marcha hoy a las 20.00 horas en la escalinata de la Domus con tres micropiezas. Respecto a la condensación de tantas actuaciones en tres días –de hoy al domingo– Neira afirma que es mejor “que a xente quede con gañas que saturala”. n

“Eliximos os novos escenarios para explotar a paisaxe e o patrimonio nos espectáculos”