Cuatro personas fallecen en varios accidentes registrados en Ourense y Pontevedra

GRA211. CORTEGADA (OURENSE), 22/01/2014.- Efectivos de la Guardia Civil, del Grumir de Ribadavia y de los servicios funerarios junto al cuerpo de la mujer de 79 años, vecina de Ribadavia (Ourense), que se hallaba en paradero desconocido, que ha sid

Cuatro personas perdieron ayer la vida en diversos siniestros que se registraron en las provincias de Ourense y Pontevedra. Uno de los fallecidos fue un vecino de Boiro de 58 años falleció ayer a consecuencia de las heridas que sufrió al caerle encima 800 kilos de cartón prensado.
Cuando llegaron los servicios de emergencias, el operario, que había sido rescatado de debajo del fardo por sus compañeros de trabajo, permanecía vivo y consciente aunque no logró superar las graves lesiones que sufrió y falleció antes de que despegase el helicóptero que le iba a trasladar al hospital.
Además, una mujer de 79 años vecina de Ribadavia y que se hallaba en paradero desconocido, fue hallada muerta en un río ubicado en Cortegada.
La Guardia Civil estableció el  miércoles un dispositivo de búsqueda para intentar localizar a esta mujer, vecina del municipio de Ribadavia (Ourense) que faltaba de su domicilio desde el  15 de enero. La mujer vivía sola en su domicilio en Ribadavia.
En Vigo, agentes de la Policía Nacional localizaron, en su domicilio en la calle Pardal el cadáver de una mujer de 33 años de edad sin aparentes signos de violencia.
Fuentes policiales precisaron que un familiar de la joven, que sufría ataques epilépticos, dio la voz de alarma a las 10.29 horas en vista de que la chica, que vivía sola en su piso, no contestaba a las llamadas telefónicas desde el día anterior y sospechaba que le pudiera haber pasado algo.
Al no poder acceder al interior del domicilio, ubicado en un tercer piso, la Policía solicitó la presencia de los bomberos, que entraron por una ventana con la ayuda de una escala, y ya dentro encontraron el cadáver de la chica en el dormitorio acostado en su cama.
Además, de madrugada fue hallado el cadáver de un hombre en su domicilio en Cangas. Aunque el cuerpo presentaba signos de violencia pudo haber fallecido por causas naturales, según informaron fuentes de la Guardia Civil.
A falta de conocer los resultados de la autopsia, las fuentes precisan que los golpes en la cara que presentaba el cadáver de J.S.F.G., de 41 años, se los pudo producir de forma accidental, aunque no descartan por completo la hipótesis de una agresión o un homicidio.
La Guardia Civil tuvo conocimiento de la aparición del cadáver en el portal del edificio donde residía, en la calle Longán de Cangas, a la una de esta madrugada. 

Cuatro personas fallecen en varios accidentes registrados en Ourense y Pontevedra

Te puede interesar