“Estamos disfrutando de la pelota y la victoria es la pizca que nos falta”

Borges no estuvo afortunado en las áreas del Bernabéu pedro puig
|

 

Celso Borges asume su cuota de responsabilidad en el gol de Ramos en el descuento del partido del pasado sábado ante el Real Madrid y extrae lo positivo que dejó la derrota en el Santiago Bernabéu antes del encuentro con un rival directo en la lucha por la permanencia, el Atlético Osasuna.
“Es un partido bastante importante. Tenemos que quedarnos con las cosas que hicimos bien ante el Real Madrid y esperar seguir con esa buena sintonía de juego y transformarla en tres puntos”, dijo el centrocampista.
El Depor rozó la épica en el Bernabéu y fortaleció el ánimo de la plantilla pese al mazazo final. “Es muy importante el refuerzo anímico. Está claro que queríamos llevarnos los puntos y es duro peder partidos en los últimos minutos. El día libre sirvió para encarar la semana de una manera más positiva”, opinó.
Borges admitió su fallo en el marcaje de Ramos, en el que le bloquearon el paso. “Es una situación difícil porque todos colaboran para que llegue libre a esa zona. Era mi responsabilidad, le tenía controlado en casi todas situaciones, pero el bloqueo me viene en carrera, uno trata de corregir y se dan todas las situaciones: ponen la pelota donde tienen que ponerla y el otro viene en carrera y lo hace bien. Es difícil recibir un gol en esos minutos”, reconoció.
Ese córner ya lo había ensayado el Madrid antes. “Ya lo habían intentado en el primer tiempo. En el segundo venían por todos lados. Ramos es el mejor hombre que tienen en pelota parada, lo estábamos manejando bien, pero esa jugada fue un poco desafortunada para nosotros”, explicó.
Tras el encuentro, su compatriota Keylor Navas le dio la enhorabuena por el partido del equipo. “Después, hablando con él, nos felicitó por lo que habíamos hecho. Estaba, por supuesto, alegre por su parte, pero logramos mantener un nivel de competitividad bastante alto. Me habría encantado ganar y sacar puntos de ahí aunque sea el líder y esté en otra Liga, así que me dolió bastante el hecho de no ganar. Más que nada fue una felicitación por el partido”, dijo.
En los últimos partidos se ha afianzado en el once la pareja Borges-Guilherme. “Hay buena dinámica. Entre los cuatro centrocampistas hay muy buen rollo entre todos, nos entendemos bastante bien. ‘Guille’, que fue el último en llegar, habla el mismo idioma futbolístico que todos y así se convierte más fácil ir manejando los partidos. El Depor, el equipo, se ve beneficiado por esas cosas”, declaró.
Las tres últimas derrotas blanquiazules se produjeron en el minuto 92. “Esta semana vamos a ver sobre qué situaciones podemos mejorar o hacer lo máximo posible para que no ocurran. En Málaga, fue un remate de 30 metros y esta situación (Madrid) es muy puntual, un tema de concentración que no debería pasar y que a mi me toca estar más metido en la marca y no dejarlo correr. Se trata de marcar una situación individual por encima de todo porque en lo colectivo todos estamos atentos y concentrados. Tiene que ver más con lo que uno puede mejorar”, expuso.
En cualquier caso, dejó claro que no hay “psicosis” en los últimos instantes de los partidos. “Seguimos haciendo el mismo juego ganando que perdiendo, presionamos arriba la salida. Es verdad que en esos minutos, hacia el 85, esperas un error de ellos para que se produzca una salida más rápida, pero no creo que haya psicosis”, comentó.
Borges no está preocupado. “Estamos bien, no hay por qué buscar fantasmas. Nos dolió perder, da igual en el último minuto o en el primero. Eso dice mucho de la personalidad del equipo. Que uno llegue a entrenar y vea caras largas habla muy bien de que el mundo, que está dolido porque le importa el club y la situación”, sostuvo.
Eso sí, admitió que tienen que rentabilizar el juego. “Habría que transformarlo en buenos resultados. Estamos disfrutando con la pelota, defensivamente estamos sólidos, sentimos que el grupo cada vez se va haciendo más fuerte y unidos y la victoria es lo que tiene, que fortalece muchísimo, y esa es la pizca que nos está faltando. El grupo es bastante consciente de que las cosas van bien”, arguyó.
En el Bernabéu dispuso de dos ocasiones muy claras. “Una fue al poste y otra me la saca Keylor. Di lo mejor de mí. Cuando pega en el poste y le pasa a Guilherme por encima, lo repasas muchísimo, pero hay que seguir intentando”, declaró.
Sobre los cambios con marcador a favor antes de una derrota precisó: “Son decisiones del entrenador y nosotros, como jugadores, siempre vamos a respetarlas a muerte y dar lo mejor de nosotros”, señaló.
De Osasuna no se fía pese a que llega como colista al campo del Deportivo.
“Es complicado estar en esa situación, pero no nos podemos confiar, ni mucho menos. Por lo menos tiene mucha fuerza en su unión, en el grupo de jugadores, lucha muchísimo y tiene todo nuestro respeto. Nosotros afrontamos los partidos independientemente de cómo venga el rival. Con la misma intensidad de los últimos partidos, creo que nos puede ir bien siempre que mantengamos ese esfuerzo y calidad. Sabemos que es un encuentro que requiere muchísimo y que no va a ser fácil”, concluyó. n

“Estamos disfrutando de la pelota y la victoria es la pizca que nos falta”