El Liceo, líder en solitario tras el empate del Barcelona contra el Reus

Los verdes celebran un gol en un partido de esta campaña disputado en el Palacio | JAvier alborés
|

La semana no podía terminar mejor para el Deportivo Liceo. Después de firmar tres victorias en seis días –Vic, en casa, Voltregà y Lloret, fuera—,  el equipo coruñés ya es líder en solitario de la OK Liga tras el pinchazo del Barcelona en casa contra el Reus.

El equipo de Juan Copa suma un pleno de triunfos en ocho partidos y cuenta con 24 puntos, dos más que el todopoderoso Barcelona, que cayó precisamente contra el Liceo en el Palau Blaugrana (3-4), el mismo escenario donde se dejó ayer un empate ante el Reus (3-3), tercero en discordia.

Campeón y rival a batir en la lucha por el título de la OK Liga –en su palmarés cuenta 31–, este Barça parece más accesible que en otras temporadas. El mérito es también de un Liceo que va sobre ruedas y de un Reus que se mantiene a solo dos puntos de los azulgrana y que suma los mismos goles a favor (55).

En el derbi del Palau se adelantó hasta en tres ocasiones el equipo de Eduardo Castro, pero las tres veces reaccionaron los visitantes. El argentino y exliceísta Pablo Álvarez anotó dos tantos y el portugués Joao Rodrigues firmó otro, mientras que Raúl Marín fue el gran protagonista al marcar los tres del Reus.

Vuelta al trabajo
Desde la distancia y las alturas de la clasificación, el Liceo disfrutó ayer de una nueva jornada de descanso, la segunda seguida tras el maratón de partidos que afrontó la pasada semana.

La plantilla volverá hoy al trabajo con una sesión de gimnasio a las 10.00 horas pensando en el próximo partido, de nuevo a domicilio, contra el Noia, fijado para el sábado a las 19.30 horas.

Juan Copa ha planificado una semana con otros tres días de entrenamiento: mañana, triple, con vídeo, pista y gimnasio; el jueves, vídeo y pista; y el viernes, pista.

La expedición volará el mismo día del encuentro a las 14.00 horas y volverá el domingo a las 16.00 horas.

El Noia, quinto clasificado, cayó ayer por sorpresa en la cancha del Lloret (6-3), precisamente la última víctima del Liceo, que por fin estrena su casillero de victorias.

El Liceo, líder en solitario tras el empate del Barcelona contra el Reus