La demanda de vivienda nueva creció tras el fin del confinamiento

11 agosto 2020 A Coruña.- La construcción y la rehabilitación cayeron un 35% hasta marzo y un 59% solo en abril El impacto del coronavirus en el primer semestre del año incluyó un 28% menos de visados de obras
|

Desde que se declaró la pandemia en marzo, el sector de la construcción había vivido con el miedo de que la inevitable crisis económica supusiera un varapalo para el sector, apenas recuperado. Sin embargo, desde la Asociación Provincial de Promotores Inmobiliarios (Aproinco), su secretario general, Juan José Yáñez, sostiene que todavía no se ha registrado ningún signo de desaceleración. Todo lo contrario: están detectando más interés si cabe aún en la vivienda nueva.

“Teníamos un cierto miedo a ver cuántas resoluciones de contrato llegaban a concretarse, a ver si había algún problema con gente que había firmado con anterioridad pero que luego nos comunica que no va a poder escriturar”, explicó Yáñez. Pero, afortunadamente, la incidencia ha sido mínima. “Estamos favorablemente sorprendidos, por lo menos por ahora”. Después de hacer sondeos entre sus asociados, Aproinco no ha podido recoger ninguna opinión negativa.

“Es más, en cuanto se acabó el confinamiento, la gente comenzó a acudir físicamente a las oficinas de ventas y a firmar nuevos contratos, así que no solo se han mantenido los contratos firmados antes de que se declarara la pandemia si no que, en cuanto hubo la posibilidad, se han gestionado más”, comenta Yáñez. De hecho, algunas de las empresas afirman que el ritmo de venta de contratos es mayor incluso que el de agosto pasado, lo que para Aproinco es algo “muy positivo y esperanzador”.

Efectos perniciosos

Conviene recordar que en junio del año pasado había entrado en vigor una nueva normativa que había venido a crear muchas dudas en el procedimiento notarial. Pero, aún así, el secretario general de Aproinco asegura que el sector inmobiliario no está sufriendo por el momento los efectos más perniciosos de la pandemia. Uno de los problemas que más temían era el desabastecimiento de materiales, algo que tampoco ha ocurrido finalmente, o problemas con los equipos de protección.

“Todos esos temas se han resuelto muy favorablemente, y ahora la demanda casi se ha incrementado, al menos de la vivienda nueva”, explicó Yáñez. Sobre todo, las que gozan de terraza y espacios al aire libre

Pero, a pesar de que la demanda se mantiene, el ritmo de la oferta parece ralentizarse. Según la delegación del Colegio Oficial de la Arquitectura Técnica de A Coruña (COAT AC), en el primer trimestre de este año se registraron 198 visados para la construcción y rehabilitación de viviendas en A Coruña y su área metropolitana frente a los 307 del mismo periodo del año anterior. Es decir, un 35% menos. l

La demanda de vivienda nueva creció tras el fin del confinamiento