La incidencia del Covid-19 aumenta por segundo día seguido en la ciudad

|

La positiva tendencia de las últimas semanas en la ciudad de A Coruña se está rompiendo a las puertas del inicio de las fiestas navideñas. Así lo demuestran los datos proporcionados por la Consellería de Sanidade, que sitúan en ascenso, por segunda jornada consecutiva, la incidencia acumulada en los últimos catorce días. Así, ayer se situaba en 120,9 casos por cada 100.000 habitantes, frente a los 120,5 del lunes y los  117,2 del domingo. 

Al final de la pasada semana, y con la incidencia en clara caída, eran muchas las voces que planteaban la posibilidad de que la ciudad bajase un escalón en la clasificación de gravedad de la Xunta, es decir, del actual de entre 50 y 150 casos por cada 100.000 habitantes al de entre 25-50. Esto permitiría pensar en una modulación de las restricciones –sobre todo pensando en la Navidad–, pero la situación actual vuelve a poner los pies en la tierra a los coruñeses, que ven como de nuevo el coronavirus amenaza su forma de vida. 

Y no solo la ciudad es la que está empeorando sus cifras de incidencia, sino que también lo hacen varios municipios de su área, como es el caso de Oleiros (que tiene 69,3 contagios por cada 100.000 habitantes), Irixoa (749,6) o Bergondo y Oza-Cesuras, que subieron al escalón de entre 50 y 150 casos tras estar en el de 25 a 50 (hay que recordar que el Sergas no ofrece datos concretos si el número de contagios nuevos es inferior a diez).

Así, solo Miño y Sada pemanecen en el nivel más leve de incidencia, mientras que A Coruña, Culleredo, Oleiros, Cambre, Carral, Betanzos, Bergondo, Oza-Cesuras, Paderne, Curtis y Vilarmaior están en el de 50 a 150 casos por cada 100.000 habitantes; Vilasantar, Abegondo y Arteixo tienen de 150 a 250; y Coirón, Irixoa y Aranga superan los 250.

A este aumento de la incidencia hay que sumar que el área sanitaria de A Coruña-Cee incrementó ayer la cifra de fallecidos hasta los 301 tras la muerte de una mujer de 93 años en el Chuac. 

En los centros hospitalarios se redujeron solo en dos personas los ingresados, hasta los 86, de los que 77 están en el Chuac –trece en la UCI–, tres en el Modelo –uno en críticos–, uno en el Quirón y cuatro en Cee.

La buena noticia es que el número de casos activos en toda el área de A Coruña-Cee volvió a caer, esta vez en 26, tras registrarse 45 nuevas altas –ya hay 11.431 curados– y que solo el 2,05% de las 926 PCR realizadas detectasen nuevos contagios.

Y mientras las residencias de mayores siguen estables con dos afectados –ambos trabajadores, en Padre Rubinos y Santa Teresa Jornet–, los colegios sumaron otros cuatro enfermos, aunque se redujeron en una las clases cerradas. Así, permanecen clausuradas sendas aulas de las Escuelas Municipales Gratuitas de A Coruña, de la guardería del Agra do Orzán y de la de Fonte da Balsa, además de tres en La Grande Obra de Atocha, que sufre el brote más preocupante, con 22 casos.

La incidencia del Covid-19 aumenta por segundo día seguido en la ciudad