El líder de los Miguelianos: “No cometí abusos de ningún tipo, ni sexuales ni mentales”

El fundador de la Orden, Feliciano Miguel Rosendo | j.j. guillén/efe
|

El líder y fundador de la Orden y Mandato de San Miguel Arcángel, los conocidos como Miguelianos, Feliciano Miguel Rosendo, que se encuentra en libertad provisional a la espera de sentencia –tras cuatro años de prisión preventiva acusado de abusos sexuales a consagradas de la Orden– afirmó ayer que no cometió “abusos de ningún tipo, ni sexuales ni mentales” y su abogado espera que la sentencia sea “congruente con las pruebas” y “favorable” a su cliente.
“No tuve ni tendré abusos de ningún tipo ni sexuales ni mentales, de comer la cabeza o decir si tú sales de esta obra te van a ocurrir cosas malas, es de tontos”, subrayó Miguel Rosendo ayer durante en una rueda de prensa en Madrid.
El magistrado que lo representa, Marcos García-Montes, se mostró convencido de que la sentencia se conocerá en pocas semanas y confía en que esta sea “más que favorable, congruente a las pruebas aportadas” durante el juicio.
“Esperamos que se haga justicia. No queremos venganza pero tampoco podemos mirar a otro lado y en el juicio se han dado versiones surrealistas”, reprochó. 
Además, recordó que según el informe de sus peritos, las consagradas no fueron “sometidas ni abducidas” por Rosendo sino “por Isaac de Vega”, que era un asistente religioso. Si bien, otro informe pericial ratificado en el juicio apunta que sí hubo “daño psicológico”.
Rosendo salió en libertad provisional el pasado 5 de diciembre de la cárcel de Teixeiro (A Coruña), a la espera de que la Audiencia Provincial de Pontevedra dicte sentencia. Durante los últimos cuatro años ha estado en prisión preventiva, un tiempo en el que aseguró que pasó por momentos “muy malos” hasta el punto de que se le pasara por la cabeza “por un momento” quitarse la vida, una idea que asegura que descartó por su familia.
Además, comentó que le causa “dolor” que se le acuse de “algo muy grave y doloroso” como los abusos sexuales porque tiene “respeto a las mujeres”. “Se dijeron muchas mentiras”, zanjó,  entre lágrimas. l

El líder de los Miguelianos: “No cometí abusos de ningún tipo, ni sexuales ni mentales”