La Policía no tira la toalla y baraja hablar de nuevo con el asesino de Marta

Antonio del Castillo (i), junto a los miembros de la Policía Nacional. EFE/Archivo
|

Después de haber finalizado sin éxito la búsqueda de los restos de Marta del Castillo en la finca Majaloba de La Rinconada (Sevilla), la Policía no tira la toalla y baraja entrevistarse de nuevo con el asesino confeso de la joven, Miguel Carcaño, para conseguir más pistas que conduzcan al cadáver.

Fuentes policiales han asegurado a Efe que los agentes no dan por concluida definitivamente la investigación, que se activó después de la séptima versión de Carcaño, a la que concedieron algo más de credibilidad porque también el georradar marcó puntos calientes en la finca que señaló el asesino.

Tras tres días de excavaciones en los puntos que señaló el georradar, la Policía dio ayer por finalizados los trabajos en la finca, pero no da por cerrada la búsqueda, como tampoco la familia de la joven sevillana, asesinada el 24 de enero de 2009.

Por eso, han subrayado las fuentes, los investigadores están analizando la posibilidad de volver a la cárcel -Carcaño fue trasladado el 26 de septiembre desde la prisión de Morón de la Frontera (Sevilla) a la de Herrera de la Mancha (Ciudad Real)- para tratar de conseguir que el recluso ofrezca datos sobre dónde arrojó el cadáver de Marta.

No descartan tampoco revisar la investigación desde el inicio con el objetivo de volver a encajar todas las piezas y descubrir si algún detalle pudo pasárseles por alto.

La Policía no tira la toalla y baraja hablar de nuevo con el asesino de Marta