El Madrid sigue sin tener consistencia a domicilio

Marko Simonovic fue una pesadilla para los de Pablo Laso euroleague.net
|

El Real Madrid no pudo conseguir ayer la décima victoria en la Euroliga, después de caer en la Sala Pionir de Belgrado ante el Estrella Roja (82-70). Los hombres de Pablo Laso, que siguen teniendo problemas para conseguir triunfos a domicilio, nunca se sintieron cómodos en la cancha de los de la capital serbia, que de esta manera se colocaron con seis triunfos.
Un equipo como el Madrid, acostumbrado a tener muy buenos números en anotación, no pudo con la defensa de los balcánicos. Solo setenta puntos es un pobre registro para un cuadro merengue que, el pasado martes frente al Brose Bamberg, casi llega a los cien.
Y ello porque solo dos de sus jugadores acabaron con más de diez puntos en su haber. Por un lado, uno que nunca falla, Sergio Llull (12), y por otro, un sorprendente Jeffery Taylor, que asumió la responsabilidad en ataque viendo que sus compañeros no tenían el día. Acabó con la friolera de 25 puntos (con siete de diez en triples) y 27 de valoración.
Pero no fue suficiente para dar la réplica a un conjunto serbio que se mantuvo al frente en el marcador la mayor parte del partido. Con una defensa muy poderosa (dejó al Madrid con parciales 19. 16, 16 y 19), fue poco a poco asentando su diferencia, sobre todo a partir del segundo cuarto (que acabó 43-35) y del tercero (62-51).
A título individual, destacar por el Estrella Roja a Marko Simonovic, autor de veinte puntos y que alcanzó los 22 de valoración. Fue una verdadera pesadilla para un Real Madrid que sigue en la zona alta pero que no es capaz de despegarse de sus rivales ni acercarse al líder, el CSKA. n redacción

El Madrid sigue sin tener consistencia a domicilio