Ferreiro avisa de que estudia la posible expropiación de los terrenos de La Solana

El Ayuntamiento insiste en que lo adecuado sería revisar entre todas las administraciones firmantes el convenio de 2004 sobre los terrenos portuarios | patricia g. fraga
|

El Ayuntamiento comenzará a analizar mañana, de la mano de expertos y ciudadanos de a pie, lo que quiere A Coruña para el futuro de los muelles de la Autoridad Portuaria que se desafectarán para su venta debido, entre otras cuestiones, a algunos traslados industriales a la dársena de punta Langosteira. Sin embargo, ahora que se va a abrir el foro Tecendo Litoral y ante el enfado existente en el Ayuntamiento por el reciente acuerdo de compra del 51% de los terrenos de La Solana, Batería y Calvo Sotelo por parte de la Xunta, el alcalde, Xulio Ferreiro, advirtió ayer de que cabe la posibilidad de que el Consistorio se decida a expropiar el primer espacio, ubicado junto al hotel Finisterre.
Con gran parte del recinto portuario bajo la lupa municipal, el regidor, Xulio Ferreiro, centró ayer parte de su análisis en la situación en la que están los terrenos de La Solana que pretendían comprar a la Autoridad Portuaria pero para los que, en paralelo, también pidieron la entrega gratuita al municipio.
“Nós estamos modificando o planeamento para que A Solana sexa zona de equipamento público”, destacó, aludiendo a que entiende que “os actuais propietarios poden chegar aos pactos que queiran”. Eso sí, dejó en suspenso el cumplimiento de un hipotético acuerdo a nivel privado porque el Gobierno local quiere que el entorno sea suyo.
En este sentido, incidió en que en el futuro se podría producir una compra al Puerto “ou no seu caso a expropiación, que é algo que está contemplado”, y que ya se había comentado en algún momento sin darle demasiada importancia.

No habrá gasto
Preguntado de nuevo por si el Ejecutivo municipal recogerá la invitación de la Autoridad Portuaria para comprar el 49% restante de los muelles después de conocer el acuerdo con el Ministerio de Fomento y la Xunta para la adquisición del otro 51% por parte de esta última, el regidor aseguró que no habrá ningún tipo de inversión en los términos fijados.
Desde su punto de vista, no se les puede decir ahora que se sumen a un acuerdo alcanzado por otras tres partes sin contar con el Ayuntamiento. Respecto a una supuesta justificación del Gobierno autonómico para no invitar al Ayuntamiento a la negociación a tres bandas de la semana pasada por sus malas relaciones con otras administraciones, dijo que no entendía cual era el enfrentamiento “cando a un nin o chaman e pactan sen falar co Concello”.
Incluso llegó a cargar públicamente contra la actual conselleira de Medio Ambiente y consejera de la Autoridad Portuaria, Beatriz Mato, por unas declaraciones, asegurando con duras palabras que a ella no la informan y que no conoce bien la situación.
En este contexto de malestar en María Pita, Ferreiro acertó a recordar que su equipo se remite a la propuesta que hicieron en octubre de crear un ente consorcial con distintas sensibilidades que analice de forma conjunta a qué se deberían destinar todos los metros cuadrados que se van a desafectar en los próximos años.
Uno de los asuntos que más ampollas levanta en el palacio consistorial es que el nuevo protocolo de la Xunta, el Estado y el Puerto no incluya medidas para la salida al mercado de San Diego, porque es ahí donde todavía restan posibilidades de edificación inmobiliaria, entre otras.

Rechazo a la invitación
El alcalde insistió en que tiene que darse una “revisión dos convenios de 2004” con un tratamiento conjunto y no por partes de los espacios portuarios. De hecho, subrayó que la propuesta de usos de A Coruña como ciudad se podrá concretar después de este fin de semana.
En relación a la invitación a las autoridades a estar en Tecendo Litoral, afirmó que tanto la Xunta como Puertos del Estado han descartado la presencia de representantes por lo que puso en duda “o clima de diálogo” y criticó “a falta de respecto institucional”. l

Ferreiro avisa de que estudia la posible expropiación de los terrenos de La Solana