Sanidade avala las cinco ideas vecinales para el centro de salud de Santa Lucía

El Ideal Gallego-2018-11-28-003-569c05a4
|

El edificio del mercado de Santa Lucía continúa deteriorándose sin que el proyecto de reforma, y fundamentalmente aquel que incluía la construcción de un centro de salud en el inmueble, avance. Mientras la Asociación de Vecinos y Comerciantes de A Falperra espera una contestación del alcalde para presentarle en persona las cinco propuestas alternativas al proyecto del arquitecto Manuel Gallego Jorreto que demuestran que la plaza de abastos y el ambulatorio pueden convivir en el mismo espacio, los técnicos de la Consellería de Sanidade han avalado cualquiera de las ideas. En este contexto, la agrupación sostiene que habría que descartar el nuevo plan que se está elaborando y volver a licitar el contrato. No obstante, creen que la falta de atención a las demandas del barrio por parte de Marea Atlántica harán que tengan que depender de un cambio con las elecciones municipales. 

El alcalde, Xulio Ferreiro, se negó una primera vez a acudir al barrio invitado por los residentes y empresarios para conocer las alternativas profesionales que estos querían presentar para rebatir la supuesta incompatibilidad del centro de salud y el mercado en el mismo edificio que defiende el Gobierno loca. La Asociación de Vecinos y Comerciantes de A Falperra volvió a insistir una segunda vez y lleva meses esperando la respuesta, pero el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuíña, tuvo el comportamiento opuesto. A finales del mes de julio acudió a la llamada ciudadana para recoger las ideas y estudiarlas. Los vecinos ya han recibido la contestación de la consellería a los cinco borradores elaborados por arquitectos y las conclusiones no dejan lugar a dudas. 

A través de una carta, el departamento del Ejecutivo autonómico muestra su respaldo a las ideas porque, según sus propios técnicos, cualquiera de las propuestas demuestra que “es posible desarrollar el centro de salud en una sola planta, independizando su acceso de los otros usos, o a lo sumo en dos plantas” con una entrada al nivel de la calle. Desde Santiago también reconocen que, tras estudiar todos los  documentos que les facilitaron, “se puede constatar que es posible separar los flujos comerciales y los sanitarios ubicando ambos en un mismo edificio”. 

Un compromiso intacto
Insisten en que Santa Lucía es la mejor ubicación para el nuevo ambulatorio –que vendría a sustituir al de Federico Tapia que se ha quedado obsoleto y que, además, ahora tiene problemas de estacionamiento incluso para las ambulancias por la obra de una rampa para conectar San Andrés y Federico Tapia que está acometiendo el Consistorio pese al disgusto ciudadano– “por su accesibilidad” para todos. Y de hecho, estarían dispuestos a hacer un proyecto definitivo tomando alguna de las ideas presentadas o combinando varias de ellas. 

Lo que quiere dejar claro en su misiva Sanidade es que, por su parte, el compromiso de sacar adelante el convenio de 2014 firmado con el anterior Gobierno municipal para construir el centro de salud en el inmueble del mercado continúa siendo firme. 

Por “soberbia”
Tras recibir la respuesta, el presidente de la agrupación vecinal y de comerciantes, Antonio Deus, subraya que la “compatibilidad” de usos es manifiesta porque la plaza “tiene tres fachadas y se pueden organizar las circulaciones como se quiera”. “La soberbia de la Marea nos ha conducido a esta situación” de parálisis en el desarrollo del plan de hace cuatro años, lamenta el representante.

“Todos los proyectos son mejorables, se pueden encargar más pero esto se ha hecho mal desde el principio porque se adjudicó un concurso viciado”, denuncia, dado que algunos medios habían tenido conocimiento de lo que se quería hacer en la zona de Inés de Castro antes de que saliese a licitación la redacción del proyecto. 

Deus vuelve a reprochar que solo se dieran 15 días, en plenas navidades, para que alguien se presentase y que se adjudicase el contrato “a una empresa administrada por una firmante del manifiesto de la Marea”. 

Desde el punto de vista del colectivo, habría que “retomar la convocatoria” de un nuevo concurso porque entienden todavía menos que al cambiar el pliego de condiciones de un plan de ambulatorio y mercado a solo la reforma de esta última instalación haya mantenido la adjudicación la misma firma. 

Deus avisa de que, a pesar de que el Ayuntamiento preveía presentar el nuevo plan antes de que acabe este ejercicio, no permitirán que se haga nada en contra de la voluntad general del barrio. En paralelo le pide que “desbloquee la instalación” porque la titularidad municipal hace imposible que la Xunta pueda hacer obras sin permiso. Si no hay noticias en breve, la esperanza que les queda es que en seis meses se celebrarán las elecciones municipales y las reglas del juego podrían cambiar.

Respecto a las críticas del Ejecutivo local por la falta de un presupuesto reservado para 2019, aseguró que este no se puede bloquear si es imposible alcanzar un acuerdo porque no se podría gastar en otra cosa y se perdería.

Sanidade avala las cinco ideas vecinales para el centro de salud de Santa Lucía