El nuevo presidente de México propone un plan contra la inseguridad en el país

peña nieto, durante su investidura ante el pleno de la cámara de representantes efe/jorge núñez

El nuevo presidente de México, Enrique Peña Nieto, anunció ayer trece decisiones de su Gobierno que incluyen la creación de un programa nacional con el fin de combatir la ola de inseguridad con medidas integrales.

“Estoy convencido de que el delito no se combate con la fuerza”, afirmó Peña Nieto en su primer mensaje a la nación poco después de asumir el cargo de jefe de Estado.

Peña Nieto se muestra convencido de que los delitos no se combaten con la fuerza

Ese programa fue colocado en el primer lugar de sus decisiones inmediatas, que buscan una serie de reformas legales y administrativas para luchar contra la pobreza, impulsar las inversiones y controlar el gasto público, entre otras.

Peña Nieto tomó posesión como nuevo jefe de Estado de México y recibió la banda presidencial que le entregó el mandatario saliente, Felipe Calderón.

La ceremonia se llevó a cabo en la sede del Congreso mexicano, teniendo como testigos a diputados y senadores en una sesión conjunta del Parlamento que estuvo precedida por protestas de legisladores de la oposición.

Calderón, antes de entregar la banda presidencial, la besó, en medio de gritos de legisladores a favor y en contra de Peña Nieto.

 

pancarta

En la sede de la Cámara de Diputados, donde se reunió el Congreso bicameral, había una gran pancarta llevada por legisladores de la oposición, con cruces de luto, que decía: “Imposición consumada, México de luto”.

“México exige vivir en paz”, insistió el nuevo mandatario en su discurso, que pronunció en un patio del Palacio Nacional, sede oficial del Gobierno, ante la presencia de más de un millar de invitados, incluidos varios jefes de Estado. Entre los asistentes, se encontraba el príncipe Felipe.

En su mensaje, de 50 minutos, dijo que ese programa “transversal” de prevención del delito será aplicado por varios ministerios e incluirá el rescate de espacios públicos y brindar las garantías de seguridad para los procesos productivos.

La propuesta llega en medio de una de las peores olas de violencia que sufre México en los últimos años por las acciones del crimen organizado, con decenas de miles de muertos en los últimos seis años. También anunció su intención de presentar una reforma constitucional para unificar todos los códigos penales existentes con el fin de evitar que “los mismos delitos” se castiguen de distinta manera.

Peña Nieto, el político que hizo realidad el regreso del Partido Revolucionario Institucional (PRI) al poder, apuesta por transformar México con una Presidencia moderna y cercana a los ciudadanos, alejada de los vicios del pasado. Este abogado de 46 años prometió un cambio profundo en México, relanzar su “posición estratégica en el mundo” y alentar la reconciliación nacional y la unidad para hacer frente a los desafíos del país.

Sin embargo, para el analista Carlos Elizondo, el estilo que impondrá el nuevo mandatario aún es una “incógnita” porque “nunca ha tenido un cargo en el Gobierno federal”.

 

El nuevo presidente de México propone un plan contra la inseguridad en el país

Te puede interesar