Juárez: “Defensa no tiene nada que decir de la Fábrica de Armas”

la junta de portavoces del parlamento firmó ayer la declaración institucional
|

“La Fábrica de Armas es una empresa privada, por lo que el Ministerio de Defensa no tiene nada que decir en esta situación”. Es la valoración que el delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez hizo ayer del inminente cierre de la Fábrica de Armas. El representante institucional no considera que el Gobierno Central deba tomar cartas en el asunto, a pesar de que tanto el comité de empresa, así como la corporación municipal, y ayer el Parlamento, hayan solicitado su implicación y la de la Xunta.

Juárez estima que, a pesar de que la Fábrica de Armas es la principal proveedora de material al Ministerio de Defensa, los poderes públicos “no tienen ningún tipo de vinculación con la empresa” y señala que el trato con la factoría armamentística se limita a una “relación de cliente, como con otras empresas”.

 

privatización

El delegado volvió a insistir en esta cuestión cuando fue preguntado por el hecho de General Dynamics esté exenta del pago del IBI de sus factorías y volvió a señalar que “en un ámbito de contratación pública, se tiene que dar cabida a varias empresas del sector”. Con estas palabras quiso zanjar la relación “sin mayor vinculación”, dijo, entre el Ministerio de Defensa y las sucursales de Santa Bárbara Sistemas.

La empresa se privatizó durante el año 2001, después de llevar funcionando desde 1937 en la ciudad. Ahora, 76 años después, los empleados ven peligrar sus puestos de trabajo.

Juárez: “Defensa no tiene nada que decir de la Fábrica de Armas”