Fervor militante para recibir al “querido Mariano”

|

La militancia coruñesa del PP se daba cita ayer en el hotel Attica 21 para asistir a uno de los actos más esperados de la campaña. La visita de Mariano Rajoy suponía que un acicate para levantarse una mañana de domingo y “peregrinar” a la sala de reuniones que se llenó por completo con 300 representantes de los comités de barrio, altos cargos del partido y simpatizantes que acudieron con invitación.

El presidente del Gobierno se hizo esperar media hora, pero el tiempo no parecía importar a los asistentes que se levantaron al unísono cuando Rajoy entró en la sala acompañado de Beatriz Mato, Carlos Negreira y el ex portavoz andaluz, Javier Arenas.

negreira agradeció a rajoy el haber saldado  la deuda histórica con la ciudad

El encargado de romper el hielo en la sesión fue Negreira quien dirigió unas cariñosas palabras a los miembros de los comités de barrio y reconoció su esfuerzo por hacer “política peatonal” para conocer los problemas del día a día de todos los vecinos. El alcalde alabó la gestión del presidente de Gobierno –al que se refirió como “querido Mariano” en varias ocasiones– y le agradeció el haber “saldado” la “deuda histórica” que el Estado tenía con A Coruña en materia de infraestructuras, “por tierra, mar y aire”. Concretamente, el regidor se refirió a la inversión de 235 millones que el Gobierno destinará a Alvedro, el Puerto Exterior y la Tercera Ronda.

Mato fue la segunda en intervenir, ensalzando las bondades del gobierno coruñés y el gallego, y pidiendo el voto de los militantes para que “Feijóo vuelva a ser el presidente de Galicia y Mariano Rajoy acabe su tarea”.

 

el ejemplo gallego

La crisis y las medidas tomadas por la Xunta para afrontarla centraron el discurso de Rajoy. “Galicia tomó medidas desde el principio porque sabía lo que estaba ocurriendo y si otros lo hubieran hecho, la situación actual sería mucho más fácil”, subrayó el jefe del ejecutivo español.

En este sentido, reivindicó la “importancia” de la comunidad en el marco del Estado para superar las crisis económica.

También calificó a Feijóo –ausente por estar en otro acto en Compostela– como el “mejor candidato, sin comparación posible al resto”. “Pido el voto para el PP porque no hay alternativa”, aseguró, “Galicia no se merece tener otra vez algo parecido pero en versión mucho peor al bipartito de 2005”, añadió Rajoy. n

 

Fervor militante para recibir al “querido Mariano”