La Xunta no teme posibles sanciones derivadas de la visita europea a las rías

la reunión con las autoridades autonómicas se celebró en santiago
|

La misión europea que hasta hoy visita Galicia para conocer el estado de las rías, incluida la de O Burgo, elaborará un informe al respecto que en mayo enviará a la Comisión Europea para que decida qué medidas tomar. Este órgano ya abrió en su momento expedientes infractores a España por incumplir la normativa europea en cuanto a la gestión y al tratamiento de las aguas y, de hecho, se le otorgó un nuevo margen de actuación para que todas las ensenadas estuviesen saneadas en 2015. Pese a que en el caso de O Burgo es difícil que se cumpla este plazo, la Xunta declaró ayer no tener miedo a posibles sanciones sino “xustamente todo o contrario”.

La misión enviará en mayo un informe a la Comisión Europea que deberá decidir qué medidas tomar

El conselleiro de Medio Ambiente, Agustín Hernández, fue uno de los que ayer se reunió con los portavoces de esta delegación para mostrar los “tremendos” avances conseguidos en estos años en materia de saneamiento. Hernández recordó, por ejemplo, que la comunidad cuenta con 123 depuradoras de más de 10.000 habitantes, entre ellas la de A Coruña. Precisamente por estas mejoras el portavoz autonómico ha apostado incluso por reclamar más fondos para el próximo período de ayudas europeo. “O que imos facer é trasladar aos representantes do Parlamento europeo os avances que atinximos no saneamento integral das nosas rías”, declaró Hernández antes del encuentro con los eurodiputados.

 

valoración

Parece que en esta cita el responsable autonómico fue capaz de convencer al presidente de la comisión de peticiones, Philippe Boulland, que encabeza esta misión, del trabajo realizado en los últimos años. El francés declaró a su salida que obtuvieron “respuestas a muchas de las preguntas que habían suscitado las peticiones”, pero también aseguró que se han “recogido las preocupaciones de los ciudadanos en lo que respecta a la calidad de las aguas, a los problemas que pueda haber en la pesca y marisqueo, problemas de olores y otros que se desprenden de un desarrollo económico legítimo, pero que se tiene que equilibrar con un desarrollo sostenible”.

El conservador francés Boulland explicó también cuáles serán los siguientes pasos a dar tras esta visita. Una vez de vuelta a Bruselas, la comisión de peticiones discutirá el martes sobre “o visto e oído” en Galicia tanto por parte de los denunciantes como de las autoridades consultadas. A partir de ahí, el secretario elaborará un informe de los hechos mientras que el presidente se encargará de sacar las conclusiones “más políticas”. El documento final se volverá a debatir en la comisión de peticiones antes de remitirse a la Comisión Europea que será la que decida cómo actuar. Eso sí, antes de concluir este documento se dará la oportunidad tanto a peticionarios como a la administración a enviar sus últimos informes, que en el caso de la Xunta serán de carácter técnico acerca de los planes a acometer en el futuro.

La Xunta no teme posibles sanciones derivadas de la visita europea a las rías