Sánchez quiere agotar la legislatura

|

En su comparecencia ante los medios de comunicación para hacer balance de la gestión del Gobierno, Sánchez ha respondido así al ser preguntado por la posibilidad de un adelanto de los comicios generales y las especulaciones que apuntan que podrían coincidir con las municipales, autonómicas y europeas de mayo.

"La vocación del Gobierno es agotar la legislatura", ha respondido Sánchez, quien ha confiado en que aún puedan aprobarse los Presupuestos Generales del Estado y ha garantizado que el Ejecutivo "trabaja para aprobarlos".

Hasta en tres ocasiones, Sánchez ha insistido en que "el Gobierno aspira y va a trabajar por aprobar los presupuestos", tras lo que ha apelado a las fuerzas nacionalistas a que los acuerdos alcanzados con la Generalitat tengan su continuidad en su respaldo a las cuentas públicas.

El presidente ha recordado que se han puesto por primera vez en marcha comisiones bilaterales con la Generalitat en distintos ámbitos, que se ha reducido la conflictividad en el Tribunal Constitucional y respetado muchas leyes del Parlament y que además ha habido acuerdos en inversiones públicas.

"Lo que parecería lógico es que todos esos acuerdos se puedan materializar en la propuesta de Presupuestos Generales del Estado y que contaran con el apoyo de quienes han sido partícipes", ha dicho. Sánchez ha reivindicado su propuesta política para el conjunto de la sociedad con "inversiones territorializadas para Cataluña" y ha hecho hincapié en que "es importante" que los grupos que sustentan a la Generalitat permitan su tramitación.

En relación al PNV, el presidente ha recordado que también han mantenido reuniones y que hay un mandato del Parlamento vasco respecto al calendario de transferencias.

"Nuestra vocación es que efectivamente haya un calendario para la mayoría traspasos que están pendientes del Estatuto de Gernika, esperamos que en los próximos meses lo podamos materializar", ha subrayado.

El presidente del Gobierno también ha lamentado el "oportunismo" del PP y de Cs al rechazar la senda de gasto.

Sánchez quiere agotar la legislatura