Japón prepara un nuevo estado de emergencia por el auge de las infecciones de coronavirus

Varias personas visitan un santuario en Tokio | KIMIMASA MAYAMA
|

El Gobierno de Japón anunció ayer que planea volver a declarar el estado de emergencia sanitaria en Tokio y alrededores en los próximos días, lo que supondrá la imposición de nuevas restricciones para frenar el continuo aumento de contagios de Covid-19. 

El primer ministro nipón, Yoshihide Suga, señaló ayer su intención de recurrir a esta medida excepcional que ya fue aplicada la pasada primavera durante la primera ola de infecciones en Japón, ante los niveles récord de nuevos contagios que viene registrando en los últimos días el país, con Tokio a la cabeza.

“Consideraremos la declaración de un nuevo estado de emergencia”, dijo Suga en una comparecencia ante los medios, en la que también destacó la necesidad de “enviar un mensaje más fuerte” en vistas al preocupante aumento de contagios observado en la capital y alrededores.

Tokio registró el pasado jueves más de 1.300 infecciones por Covid-19, el nivel más alto hasta la fecha, el mismo día en que el país superó también los 4.000 contagios por primera vez.

No obstante, ayer la cifra diaria de contagios de la capital fue de 884, mientras que el número de pacientes graves ascendió a 108, la más alta hasta la fecha. 

En este sentido, Tokio suma más de 63.400 infecciones y acumula la mayor parte de los casos de coronavirus registrados en todo Japón, unos 245.200 positivos, con 3.632 fallecidos. 

“Limitado”
La medida afectará en principio a la capital y a las prefecturas colindantes de Chiba, Saitama y Kanagawa, y se espera que entre vigor el próximo sábado y se prolongue durante un mes, según detallan fuentes oficiales.

Suga, quien hasta ahora se había mostrado reacio a recurrir a un nuevo estado de emergencia debido a su alto impacto económico, cambió de opinión después de que el pasado fin de semana los gobernadores de Tokio y las otras tres prefecturas solicitaran al Ejecutivo central hacer uso de esa disposición legislativa. 

Bares hasta la 20.00 horas
Como paso previo al decreto de alerta sanitaria, los Gobiernos de las cuatro regiones mencionadas ya solicitaron ayer a todos los bares y restaurantes que cesen sus operaciones a las 20.00 horas y pidieron a todos sus ciudadanos que, a partir de entonces, solo abandonen sus residencias en caso de emergencia.

Esto limita aún más los horarios de los locales de ocio en la región más poblada del país, que ya llevaban tiempo operando bajo la recomendación de cerrar a diario sus puertas a las 22.00 horas.

La declaración del estado de emergencia es una competencia exclusiva del Gobierno central y debe basarse en las opiniones de expertos sanitarios asesores.

El primer ministro nipón apuntó a un estado de emergencia más “limitado” que el que se aplicó en todo el país entre los pasados meses de abril y mayo, al sugerir que las restricciones se centrarán en establecimientos como bares.

“Definiremos los detalles lo antes posible para reducir con eficacia los riesgos de infección mientas los ciudadanos comen o beben”, subrayó Suga, quien señaló que la mayoría de los nuevos contagios registrados en las últimas semanas se producen en bares y restaurantes.

No obstante y por el momento, el Gobierno nipón no contempla el cierre de centros educativos y tampoco un estado que conlleve en ningún caso el confinamiento obligatorio de la población de las regiones afectadas.

Japón prepara un nuevo estado de emergencia por el auge de las infecciones de coronavirus