Ángel Marcos denuncia, en el taller Pablo Ruíz Picasso, las fotografías sin identidad

|

El Ideal Gallego-2011-07-12-013-1a7a5650

  redacción>a Coruña

  Estuvo hace unos meses para inaugurar en el Macuf la exposición “Alrededor del sueño. Escenarios para el vacío”, donde Nueva York, La Habana y Shangai sirven para hacer reflexionar sobre lo que pinta el individuo en todo esto que llaman mundo. Ahora regresa a la ciudad para impartir la decimoséptima edición del taller Pablo Ruíz Picasso, donde defenderá el carácter autónomo de las fotografías frente a la poca nitidez que percibe en algunos trabajos.
El artista estará hasta el viernes en el museo para trabajar con los alumnos acerca del planteamiento y la realización de trabajos. En este aspecto, el profesional pensará en alto sobre la importancia de realizar propuestas que partan de la reflexión y de una historia concreta. De esta forma, las instantáneas tendrán una narración independiente, además de generar en sus autores un compromiso con lo contemporáneo.
Dice Marcos que el arte se ha convertido en una acción constante y la masificación de “cliks” ha dado como resultado un mapa gráfico nada claro, tanto para el que hace las fotos, que no tiene definida la finalidad y el por qué las realiza, como para el que las ve. Necesitan una explicación.
E igual que en la propuesta de Marcos, donde las personas son bultos que solo tenían protagonismo cada “x” años, las instantáneas vagan por el mundo sin dni. El experto denunciará en las sesiones  teóricas la práctica del “apunta y dispara” y pedirá que cada nombre y apellidos justifique los motivos que le han llevado a hacer cada fotografía.

Diálogo > Por su parte, el taller lleva formando a artistas desde 1995. El Macuf ha pretendido establecer durante todo este tiempo un cauce de diálogo entre profesionales de distintas generaciones, elevando al mismo tiempo el nivel técnico y teórico de los jóvenes creadores. Ellos han sido elegidos personalmente por los artistas invitados.
A lo largo de las 16 ediciones anteriores, se han pasado firmas de la talla de Chillida, Arroyo, Canogar o David del Puerto, en lo que está considerada una experiencia pionera en España. En 2010, la fotógrafa Rosa Muñoz trabajó en las instalaciones del Macuf con los estudiantes en un taller práctico sobre retrato y puesta en escena fotográfica.
Los participantes en el taller podrán completar su formación con los contenidos de la exposición del propio Ángel Marcos, que  reúne un total de 58 obras, compuestas por 45 instantáneas, nueve instalaciones y cuatro vídeos, pertenecientes a las series que tienen a Nueva York, La Habana y Shangai como fondo, y en las que el fotógrafo establece un diálogo con las tres, a través de la propaganda y la publicidad. En ellas, desvela su visión acerca de la relación entre poder y realidad.


 

Ángel Marcos denuncia, en el taller Pablo Ruíz Picasso, las fotografías sin identidad