El tren a Monforte comienza a arder en medio de su recorrido con veinte pasajeros a bordo

|

El tren de media distancia que une A Coruña con Monforte de Lemos sufrió un incendio en una de sus locomotoras, ante la alarma de los cerca de 20 pasajeros que iban a bordo en ese momento. En mitad del trayecto, un humo espeso y maloliente comenzó a inundar los vagones. Advertido de lo que ocurría, el maquinista detuvo el tren en Oza dos Ríos y fue allí donde los viajeros se apresuraron a salir del tren echando manos a sus pertenencias. Desde allí pudieron ver que la cabeza tractora se encontraba en llamas.
Los operarios de la estación y el maquinista intentaron apagar las llamas con los extintores, pero sin resultado. Fue necesario solicitar la ayuda de los bomberos de Betanzos, que recibieron la llamada alertándoles de lo que ocurría a las ocho y media de la tarde, y seis minutos después ya se encontraban en la estación que, como todas, cuenta con sus planes de emergencia y evacuación, así que rápidamente pudieron desplazar las mangueras para extinguir el incendio.
Mientras tanto, desde la estación se aseguraban de que por la misma vía no circulara ningún otro tren, ante los requirimientos de los servicios de emergencia, entre los que hay que contar a los miembros del GES de Curtis, que también hicieron acto de presencia.

En hora y media
A pesar de todo, tardaron cerca de hora y media en dar por concluidos los trabajos, porque no se trataba solo de extinguir el fuego, sino de eliminar todo el humo que se había ido colando por los vagones y que tanto había alarmado a los viajeros. De hecho, todo el tren estaba envuelto en humo y vapor.
El tren había salido de A Coruña hacia una hora, pero continuar el viaje en él estaba descartado hasta que los mecánicos ferroviarios averiguaran el motivo del sobrecalentamiento del motor y a las 19.30 horas, y pasadas las dos horas otro tren los recogió en Oza dos Ríos para concluir su trayecto hasta Monforte.
En cuanto a los pasajeros, ninguno necesitó atención médica por inhalación de humos. Desde el parque de bomberos de Betanzos reconocieron que se trata de una actuación excepcional, puesto que son contadas las ocasiones en las los trenes fallan durante el recorrido. n

El tren a Monforte comienza a arder en medio de su recorrido con veinte pasajeros a bordo