SADA-Anido asegura que se ha incrementado la vigilancia en el hotel tras los sucesos

|

Los actos vandálicos registrados en el Hotel Sada Marina, que se produjeron durante la Semana Santa, han derivado en un incremento de la vigilancia policial, como confirmó ayer el alcalde, Ernesto Anido.
En las instalaciones del hotel aparecieron numerosos destrozos, botellas, pintadas en las paredes e incluso se habían vaciado extintores. Además, como dato relevante, hay que destacar que la Policía Local, cuando acudió, se encontró una gran cantidad de niños en el interior del recinto.
La entrada principal del Sada Marina está precintada desde hace ya algunos días y, como señaló el regidor, está más controlada, por lo que se intentará evitar que se repitan estos actos que destrozaron algunas de las salas.
Por otra parte, Anido se refirió ayer a la situación que vive este edificio, que se encuentra asentado en una parcela de titularidad municipal y que está embargado por la Seguridad Social tras someterse a dos subastas sin que apareciera comprador.
El alcalde recordó que desde el Ayuntamiento se facilitará a los posibles compradores las condiciones de una futura concesión, de cara a que las empresas se animen a invertir en lo que, en otros tiempos, fue un emblema de Sada y su paseo marítimo. Por eso, el regidor hizo un nuevo llamamiento a los inversores para que presenten ofertas.

SADA-Anido asegura que se ha incrementado la vigilancia en el hotel tras los sucesos