Iglesias amenaza con dejar la dirección de Podemos si no gana su propuesta

Iñigo Errejón interviene durante una rueda de prensa podemos
|

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, cree que la “primera línea” de la dirección que se configure en la segunda Asamblea Ciudadana Estatal de Vistalegre deberá ser para los defensores de las propuestas organizativas y políticas que recaben el apoyo mayoritario de la militancia en ese congreso que se celebrará en febrero.
En declaraciones a los medios de comunicación en el Congreso, Iglesias reafirmó que su intención es integrar en su proyecto a todas las “corrientes” y tener a su lado al secretario Político, Íñigo Errejón, o al eurodiputado y representante de los “anticapitalistas”, Miguel Urbán. “Yo tengo una propuesta política que quiero construir con otros”, enfatizó.
Sin embargo, avisó de que “si finalmente hay propuestas diferenciadas, los compañeros que tienen que estar en la primera línea tienen que ser los compañeros cuyas ideas obtengan el respaldo mayoritario en Podemos”.

acuerdos
“Quiero buscar acuerdos, pero si finalmente no hay acuerdos y hay diferentes propuestas políticas, yo creo que esas propuestas tienen que estar siempre asociadas a las propuestas políticas, porque si no, no sé que estaríamos votando después”, ahondó.
De este modo, Iglesias dio a entender que, en el caso de que el secretario Político decidiera presentar una propuesta política y organizativa diferente a la suya, Errejón no debería seguir en la “primera línea” de Podemos si no consigue después el apoyo mayoritario a sus tesis en Vistalegre II, al igual que no tiene pensado hacerlo el secretario general si se da el caso contrario.
“Cuando uno defiende un proyecto, tiene que asumir que si ese proyecto gana, tiene que estar al frente, y sino, apoyando a los compañeros cuyas ideas sean mayoritarias. Eso es lo que creo que defendimos hace dos años y lo más coherente”, explicó Iglesias, horas después de confirmar que, si Vistalegre no elige su estrategia política, no podrá seguir siendo el secretario general.
Según Iglesias, su posición no tiene que ver con tratar de convertir la asamblea en un plebiscito. “En Podemos hay que acabar con los personalismos. Ninguna cara debe estar por encima de sus ideas. Es algo fundamental. Tampoco hay problema en discrepar en eso”, reiteró.
“Si la mayor parte de los compañeros están de acuerdo con el proyecto que defiendo yo, encantado de estar al frente. Si no, si los inscritos prefieren otro proyecto, yo me pongo al servicio, pero desde otro papel, de las ideas que ganan. Yo creo que la democracia es así”, insistió.
Preguntado en concreto sobre las críticas de la diputada de Unidos Podemos Tania Sánchez hacia su decisión de no seguir liderando Podemos si no gana su proyecto –comportamiento que la parlamentaria tachó de “chantaje”–, Iglesias manifestó que él, como secretario general, no va a participar en un “espectáculo con palabras gruesas”, porque su labor es asegurar “el respeto a los militantes” y “cuidar el debate interno”.
“La gente nos está diciendo que no se merece un espectáculo con palabras gruesas y yo a eso no voy a entrar”, dijo.

Iglesias amenaza con dejar la dirección de Podemos si no gana su propuesta