La fecha de entrada de los autobuses interurbanos, último escollo entre la Xunta y el Gobierno local

Las obras de acondicionamiento en la parada de Linares Rivas comenzaron ayer | patricia g. fraga
|

Las duras negociaciones entre la Consellería de Infraestruturas e Vivenda y el Gobierno municipal acerca del Plan de accesibilidad del transporte metropolitano afrontan su recta final con la fecha de inicio de entrada de los autobuses como último escollo. Ambas partes mantendrán una reunión el próximo miércoles en la que esperan que este asunto pueda quedar resuelto, más después de que ayer el Ayuntamiento concediese la licencia para realizar las obras en la parada de Entrejardines.
Mientras la Administración autonómica es partidaria de comenzar con la implantación gradual del plan durante el mes de agosto, el Gobierno municipal prefiere que esta se lleve a cabo en septiembre.
El motivo que utiliza el Ayuntamiento es que pretende que la introducción de los autobuses interurbanos hasta el centro de la ciudad coincida con los autocares de transporte escolar y con un mayor volumen de tráfico en general para poder evaluar la incidencia total que tendrá la iniciativa de la Xunta.
Por su parte, la Xunta es partidaria de empezar ya en agosto para no ver su proyecto retrasado todavía un poco más puesto que confiaba en que los autobuses ya estarían llegando hasta Entrejardines y la plaza de Ourense antes del periodo estival.
Este será uno de los asuntos que traten los técnicos de ambas administraciones junto al concejal de movilidad del Ayuntamiento y el jefe territorial de infraestructuras de la Xunta en la reunión que mantendrán el próximo miércoles.
A pesar de que la Administración autonómica y el Gobierno local mantienen diferencias sobre este punto, no debería suponer un escollo muy complicado de salvar y menos aún de echar por tierra el trabajo hecho hasta ahora. El encuentro que mantuvieron recientemente la conselleira de Infraestruturas e Vivenda, Ethel Vázquez, y el alcalde, Xulio Ferreiro, sirvió para desbloquear el plan continuar trabajando para su implantación.

Licencias y obras
La Xunta comenzó ayer con las obras de ampliación y acondicionamiento de la parada que utilizarán los autobuses en la plaza de Ourense, a la altura de la entrada al puerto.
Además, la junta de gobierno local aprobó en su reunión de ayer la concesión de la licencia para efectuar la misma clase de trabajos en la parada de Entrejardines. Ambas partes mantenían diferencias sobre el modelo de marquesina que se debería instalar en este punto, pero ahora parecen resueltas después de este trámite realizado por parte del Ayuntamiento.
Por su parte, las obras en la parada de la Cuesta de la Palloza, en Cuatro Caminos, eran responsabilidad del Gobierno municipal y ya están finalizadas, mientras que en la plaza de Pontevedra no es necesaria ninguna intervención de acondicionamiento o mejora.
Precisamente esta última parada era por la que quería empezar la Xunta con la implantación de su iniciativa. La consellería pretendía que los primeros autobuses interurbanos en llegar hasta el centro fuesen los de las líneas procedentes de la zona de Arteixo, que penetraran en la urbe a través de la avenida de Finisterre. Sin embargo, las diferencias entre la Xunta y el Ayuntamiento propiciaron que esta idea quedase pospuesta.

La fecha de entrada de los autobuses interurbanos, último escollo entre la Xunta y el Gobierno local