Cruz Roja pone en marcha un curso de salvamento extremo inédito en Galicia

Los alumnos practicaron en Santa Cristina javier alborés
|

La playa de Santa Cristina fue ayer el escenario de la primera clase práctica de un duro curso de labores de rescate que organiza Cruz Roja. Es el primero de su clase que se imparte en Galicia y ha servido para poner a prueba a los doce alumnos que ayer aprendieron cómo saltar desde una embarcación y aprovechar las corrientes marinas a la hora de realizar un rescate. Su instructor, Román Paz, está muy satisfecho de ellos: “Creo que todos aprobarán, están muy cualificados, y superan nuestras expectativas”.
Todos los que participan en el curso han tenido que pasar pruebas físicas y muchos están relacionados con el mundo de las emergencias. Entre ellos se encuentra un bombero coruñés, que aprenderá con sus compañeros a subir a buques, tirarse desde acantilados y saltar desde helicópteros. Son solo cinco días de clases, pero se adivinan largas para los pupilos. “Hoy han quedado hechos polvo”, reconoce su instructor, que eligió Santa Cristina precisamente porque a la entrada de la ría de O Burgo se forman fuertes corrientes, que sirvieron para poner a prueba a sus estudiantes. “Si descubres como se comporta el agua, puedes aprovecharla a tu favor en vez de tener que luchar con ella”.
En todo caso, sí tendrán que luchar para completar el curso. Hoy les tocará practica el rescate subacuático de un coche hundido y el salto desde un acantilado. “Solo siete metros –asegura Paz, lo justo para que no se hagan daño si fallan”. Aunque sí lo suficientemente alto como para que les duela si no lo consiguen. En este caso, será la antigua cafetería del dique de abrigo lo que les sirva de acantilado.

Cruz Roja pone en marcha un curso de salvamento extremo inédito en Galicia