Unos barrenderos auxilian a una mujer que escapaba de la agresión de su pareja

|

Una mujer fue descubierta a las cinco e la madrugada de ayer en la calle Barrera por unos barranderos a los que acudió en busca de auxilio tras escapar de una agresión de su pareja. La víctima presentaba un corte en un dedo y varios hematomas en los brazos. Los operarios de Cespa alertaron a las autoridades de lo que ocurría y, poco después, la Policía Local detuvo a su novio y ella fue atendida en la Casa de Mar.
Según explicó la mujer, la noche anterior habían decidido ambos salir a tomar “Unas copas” por separados. Sobre las cinco de la madrugada coincidieron en el domicilio de ella. Allí el hombre se mostró celoso y le pidió que le mostrara el teléfono móvil porque creía que le ocultaba algo. La mujer se negó y comenzó un forcejeo entre ambos. Al final consiguió arrebatarle el móvil de las manos y acabó rompiéndoselo.
Después, y siempre según el relato de a denunciante, comenzó a golpearla. Fue en ese momento cuando ella decidió huir: se zafó y salió a la calle, donde encontró a los barrenderos que llamaron a la Policía.

domicilio dañado
Los agentes vieron que el agresor abandonaba la vivienda de la agredida y se dirigía hacia si propio domicilio, así que dejaron  a la víctima esperando en el coche patrulla y consiguieron que el agresor bajara a la calle. Una vez en el portal, se le detuvo y le trasladaron a dependencias. Los agentes acompañaron a la víctima a su domicilio y pudieron constatar los daños que se habían producido como consecuencia de la agresión.
No es la primera vez que tiene lugar un suceso parecido. En septiembre un camión de basuras fue detenido por otra víctima de malos tratos en Monte Alto, cuando realizaba su ronda a las cuatro de la madrugada. n

Unos barrenderos auxilian a una mujer que escapaba de la agresión de su pareja