La comunidad de Madrid tiende la mano a los sanitarios tras la retirada de su plan de gestión

GRA111 MADRID, 28/01/2014.- Concentración del personal y usuarios del Hospital de La Paz de Madrid en las puertas del centro sanitario para celebrar, tras meses de movilizaciones, la suspensión el plan de privatización de seis hospita

El nuevo consejero de Sanidad de la comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, tomó ayer posesión de su cargo con el compromiso de recomponer “las relaciones maltrechas con los profesionales de la sanidad” tras más de un año de protestas contra el plan de privatización de la gestión de seis hospitales.
En la jornada siguiente al anuncio de la comunidad de Madrid de dejar sin efecto este proyecto, conocido después de que los tribunales ordenasen mantener su suspensión cautelar, Rodríguez anunció que buscará la “complicidad” del sector y el mantenimiento de “un sistema sanitario público, de la máxima calidad y universal”.
La renuncia a seguir adelante con el proceso afectará también a la externalización prevista de 27 centros de salud –un 10% del total– recogida también en el plan sanitario aprobado a finales de 2012, puntualizó ayer el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González.
El titular del ejecutivo regional insistió en que las tres empresas que habían resultado adjudicatarias deberán acatar los fallos judiciales que lo paralizan, mientras que estas eludieron avanzar si reclamarán daños económicos mientras estudian la situación.
No obstante, la Consejería de Sanidad confirmó que las empresas no llegaron a formalizar las adjudicaciones con la firma de los contratos a raíz de la suspensión judicial del proceso, lo que deja en el aire si podrán reclamar a la comunidad algún tipo de indemnización.
Según los cálculos de la Consejería de Economía, el abandono del plan obligará a la Consejería de Sanidad a tomar “medidas de eficiencia” por un total de 130 millones.
Menos de dos horas después de la toma de posesión del nuevo consejero, centenares de trabajadores se concentraron a las puertas de los hospitales para celebrar la renuncia del Ejecutivo madrileño a continuar con su proyecto y han expresado sus reticencias y recelos hacia el nuevo responsable sanitario.
Fueel caso de la vicepresidenta de la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid, Fátima Brañas, para quien el nuevo dirigente de Sanidad trata a los sanitarios con “el mismo desprecio” con el que lo hizo su antecesor en el cargo, Javier Fernández-Lasquetty.

La comunidad de Madrid tiende la mano a los sanitarios tras la retirada de su plan de gestión

Te puede interesar