“Nos falta ganar, estamos siendo superiores a los rivales”

Afirma que se adaptará a cualquier esquema mónica arcay
|



Más de dos meses después de su lesión en la rodilla Joselu regresaba a la competición. Era esta semana en la Copa del Rey ante el Betis, en un encuentro en el que tendría la oportunidad de estrenarse. Desde fuera ha sufrido como el Deportivo acumula semanas sin conocer la victoria, aunque considera que es inminenente que los blanquiazules reviertan la situación, a tenor de lo mostrado sobre el césped.
“Lo único que nos falta son los tres puntos, creo que estamos siendo superiores a los rivales”, admitía el ariete de Silleda durante su comparecencia. Bajo su punto de vista, Gaizka Garitano está “planteando muy bien los partidos”, pero no esconde que al final “es fútbol y cuentan los goles”, una parcela en la que, además de Andone, ahora quiere aportar Joselu.
El delantero procedente del Stoke City, que llegó tras la marcha de Lucas Pérez, estaba llamado a convertirse en su sustituto natural, antes de que una dura entrada de Raúl García le amargarse el debut con la elástica blanquiazul. Ahora llega su momento y no se esconde. “Voy a estar ahí para ayudar el máximo”, asevera, y aunque quiere ser titular, afirma que es responsabilidad del míster.
“Llevo muchas semanas trabajando, semana y pico con el grupo, tuve los primeros minutos, me siento muy bien... pero jugar el lunes o no son decisiones que toma el entrenador”, puntualiza el punta blanquiazul.
El ariete, que reconoce que llevó con “mucho optimismo” su recuperación, sobre todo cuando constataron que no era una dolencia tan grave como temían, puntualiza que su objetivo siempre fue “volver cuanto antes”. Un proceso en el que le ayudaron muchos miembros del staff del Deportivo (médicos, fisioterapeutas y readaptadores) de los que Joselu se acordó durante su comparecencia ante los medios de comunicación. Una readaptación en la que sufrió un pequeño “susto” debido a la disrupción en la cicatriz del ligamento de su rodilla lesionada. “No sé si se le puede llamar recaída, son procesos que hay que pasar en una lesión grave”, indica el jugador, que aclara que “lo importante es que la rodilla está muy bien y el ligamento muy fuerte”.
Volvió a vestirse de corto en Copa, pero cuando lo hizo este martes en el Benito Villamarín se sintió “un poco raro”. “La sensación fue un poco extraña al volver a sentirme jugador”, declara. No obstante, añade que se encontró “muy bien” y ahora solo espera “seguir trabajando para ayudar al equipo”.
Desde el banquillo se percibe de manera distinta que en el campo, pero pese a la racha de siete encuentros sin ganar y de tres derrotas consecutivas (dos en Liga y una en Copa), Joselu aporta motivos para ser optimistas con respecto a la trayectoria blanquiazul en lo que llevamos de campeonato. “El juego lo estamos teniendo, estamos haciendo ocasiones y marcando goles”, indica el punta.
Asimismo, cree que el equipo está “jugando y combinando bien” y siendo “sólido”. Pone como ejemplo el encuentro ante La Rosaleda. “Ante el Málaga tuvimos la posesión y las ocasiones”, remarca el delantero gallego, que comenta que “desde fuera se sufre”.
Quiso subrayar la cuota de responsabilidad en los futbolistas en la actual situación del equipo, más allá de que el foco esté actualmente sobre Gaizka Garitano, porque son los que al final actúan sobre el verde. “Los jugadores somos los que estamos ahí y creo que si seguimos así las victorias llegarán y todos estaremos más tranquilos”, comenta convencido Joselu.
Su regreso, en un momento complicado para el Deportivo, no es algo que le presione, pese a que todos los ojos estarán puestos en él y en su capacidad anotadora. Jugar en el Deportivo es “una motivación” y lo va “dar todo”, algo que por ahora “no pudo ser por la lesión”. Sin embargo, desde este momento “todo vuelve por su cauce” y ahora solo espera “aportar lo mejor que pueda al Deportivo y esta grandísima afición”.
Antes de su lesión había compartido posición con Andone en un esquema 4-4-2, pero Joselu no se moja sobre cómo está más cómodo: “Él (Gaizka) decide y nosotros nos tenemos que poner donde mande”.
El próximo rival, la Real Sociedad, es el equipo de la Liga que más ha mejorado con respecto al año pasado, con 11 puntos más a estas alturas, y llega a Riazor tras empatar con el Barcelona. Pese a esta tarjeta de visita, al atacante deportivista no le quita el sueño y recuerda que otros rivales como el conjunto hispalense, “uno de los mejores de Europa, vino aquí y llego a perder por 2-0”. Para él la premisa es clara: “Riazor tiene que ser un fortín”.
La mala racha de resultados, unidos al desencuentro entre Arribas y Garitano que desembocó con la suplencia de este ante el Betis, ha enrarecido el ambiente en el vestuario. El delantero, no obstante, quiso puntualizar que son “un grupo muy unido” donde todos se llevan “muy bien” y que “el vestuario está perfectamente”. “Pensamos en la Real, bastante tenemos como para pensar en lo anexo al partido”, zanja el atacante.

“Nos falta ganar, estamos siendo superiores a los rivales”