Riazor contará con un dispositivo especial de seguridad para el partido entre el Deportivo y el Madrid

El minuto de silencio celebrado en la plaza de María Pita congregó a alrededor de 350 personas | pedro puig
|

El partido que enfrentará mañana en el estadio de Riazor al Deportivo y al Real Madrid contará con un “aumento de seguridad” a raíz de los atentados del jueves en Cataluña, indicó ayer el delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva.
Tras un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas y repulsa de los actos terroristas ante la Delegación del Gobierno, con las banderas a media asta y representantes de la Guardia Civil y la Policía Nacional, Villanueva indicó que estas medidas de incremento de la seguridad se emplearán porque el estadio de Riazor será un punto de gran concentración de personas.
“En todos los campos de fútbol de España” se trabajará para que “todo transcurra con normalidad” y el espectáculo se desarrolle sin incidencias, explicó el delegado del Gobierno, que anunció también que se incrementarán los controles de acceso a la ciudad como parte de un aumento de la vigilancia que se producirá en general en todo el territorio gallego.
Al respecto de la seguridad en A Coruña, la concejala de Diversidad e Igualdad, encargada de seguridad ciudadana, Rocío Fraga, explicó que el contacto con la Policía Nacional es “permanente” y que desde hace meses se siguen los protocolos de la alerta cuatro antiterrorista, “ademais de contar cos nosos propios protocolos de autoprotección”.
“Non se prevé de momento ningún tipo de cambio na alerta, ainda que estamos pendentes de calquera indicación do Ministerio (del Interior)”, añadió.
 

Recuerdo y condena
Mientras se organizan los dispositivos de vigilancia, ayer A Coruña mostró su unidad frente al terrorismo a través de varias concentraciones. La más numerosa fue la que reunió a alrededor de 350 personas ante el ayuntamiento en un emotivo minuto de silencio que terminó con un estruendoso y largo aplauso.
La plaza de María Pita, con las banderas a media asta en el palacio municipal, acogió un acto para mostrar la condena y la repulsa de la sociedad coruñesa hacia los actos terroristas de Barcelona y Cambrils (Tarragona). La alcaldesa en funciones, María García, expresó la “máis enérxica condena” por parte de la corporación municipal y transmitió las “condolencias más sentidas” a las víctimas. Detalló que el alcalde, Xulio Ferreiro, expresó sus condolencias a las alcaldesas de Barcelona y Cambrils, Ada Colau, y Camí Mendoza, y al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.
El Ayuntamiento de A Coruña se suma a los tres días de luto oficial decretados por el Gobierno, por lo suspende todos los acontecimientos festivos previstos hasta el domingo y cancela toda la agenda política. “Non podemos permitir que consigan o que queren, que teñamos medo, que esteamos desunidos e que impere o caos”, defendió María García.
El rectorado de la Universidad acogidó otro minuto de silencio en que el rector, Julio Abalde, expresó su rechazo “a cualquier acto de violencia y de horror”.
Entre las concentraciones que se sucedieron en la ciudad están las que se produjeron ante la Delegación Territorial de la Xunta en A Coruña, en la Comandancia de la Guardia Civil o frente a la entrada del Chuac.

Riazor contará con un dispositivo especial de seguridad para el partido entre el Deportivo y el Madrid