La CE, el BCE y el FMI respaldan la reforma del sector financiero español

la directora gerente del fmi, christine lagarde (c), posa con un abánico conmemorativo antes de la reunión del comité internacional financiero y monetario (imfc) hoy, sábado 13 de octubre de 2012, durante el encuentro conjunto
|

Bruselas y Fráncfort hicieron público hoy el primer análisis sobre la marcha del rescate bancario español y sobre el cumplimiento por parte del país de los términos acordados con sus socios para obtener un crédito de hasta 100.000 millones de euros.
Según el vicepresidente económico de la Comisión Europea, Olli Rehn, se trata de una "evaluación positiva", que supone "otro paso más hacia el arreglo y la reforma del sistema bancario español".
El dictamen de las instituciones europeas se basa en las conclusiones de una misión de expertos enviada a Madrid entre el 15 y el 26 de octubre, que "mantuvo intensas y productivas conversaciones con las autoridades españolas" y "obtuvo una actualización detallada de la situación macroeconómica de España y del rendimiento actual de todos los grandes bancos españoles".
La conclusión es que "las condiciones generales del mercado financiero han mejorado desde el inicio del programa y los problemas de financiación se han reducido".
Sin embargo, la CE y el BCE advierten de que "los desafíos para una parte del sector bancario siguen siendo importantes y requieren una acción política decisiva, como se señala en el Memorando de Entendimiento".
Ese documento, sellado el pasado mes de julio, traza el plan y las condiciones para recapitalizar la banca española, que según la última auditoría externa podría necesitar hasta algo más de 59.000 millones de euros.
En el Memorando se recogían además toda una serie de compromisos por parte de España a cambio de la ayuda, entre ellos, reformas en el sector financiero como "la mejora de los registros de crédito, el aumento de la transparencia de los bancos, el desarrollo ulterior de la intermediación financiera no bancaria y el fortalecimiento de la gobernanza de las antiguas cajas de ahorros".
"En estas materias, y a pesar de la complejidad de los temas en juego, los avances por parte de las autoridades españolas parecen ir a buen ritmo, lo que permitirá una acción política oportuna en línea con lo establecido en el Memorando", señalaron hoy la CE y el BCE.
En conjunto, Bruselas y Fráncfort consideran que las conclusiones de la evaluación "apuntan a un éxito del programa cuya ejecución está en marcha".
El análisis coincide con las consideraciones hechas públicas hoy por el FMI, que presta apoyo técnico a las instituciones europeas en el programa de asistencia español.
Según la institución que dirige Christine Lagarde, se han logrado "avances significativos" en el sistema financiero español, pero quedan "por delante retos difíciles".
Entre esos retos, el FMI señala que se deben liquidar los bancos no viables "tan pronto como sea posible", pero también "evitar nuevas fusiones que no generen valor de manera clara y restricciones excesivas sobre la oferta de crédito a nivel del sistema".
Además, las instituciones destacaron el acuerdo alcanzado entre la misión de expertos y las autoridades españolas sobre "aspectos importantes del diseño y funcionamiento" del llamado "banco malo", al que se transferirán activos dañados de la banca, y confirmaron que estará operativo a partir del 1 de diciembre.
"Todo ello, como piedra angular del programa, permitirá que la SGA (Sociedad de Gestión de Activos) sea operativa a partir del 1 de diciembre", indicaron.
Según lo previsto, las primeras inyecciones de capital europeo llegarán en noviembre e irán a las entidades nacionalizadas, es decir, Bankia, Catalunya Caixa, el Banco de Valencia y Novagalicia.
Estos bancos necesitan, según la consultora estadounidense Oliver Wyman, más de 46.000 millones de euros, de los que 25.000 millones corresponden a Bankia.
El primer tramo del préstamo puede alcanzar los 45.000 millones, según lo pactado en julio, pero para recibirlo España deberá concretar antes las cantidades que necesita y posteriormente recibir la luz verde de Bruselas.
"En las próximas semanas la CE procederá a evaluar los planes de reestructuración y recapitalización de los bancos españoles, lo que debería despejar el camino para los primeros desembolsos a las entidades con necesidades de apoyo público, tal y como se prevé en el programa", recordó hoy Rehn. EFE mvs-emm/mdo/si (audio)

La CE, el BCE y el FMI respaldan la reforma del sector financiero español