CULLEREDO-El gobierno local mejora la seguridad vial en la avenida de Juan Carlos I

La avenida es una de las vías más transitadas de todo el municipio de Culleredo

La de Juan Carlos I es una de las avenidas más transitadas de Culleredo. Porque sirve para enlazar con la zona residencial de La Cros y con equipamientos públicos como el Paseo Marítimo do Burgo, el complejo ocupacional de A Escada, la escuela infantil, el centro de día o diversos comercios y locales de hostelería y porque además funciona como alternativa al tráfico frente a la AC-211. Este uso continuo y el paso del tiempo han hecho que la avenida presente una serie de necesidades de mejora que el gobierno local ha decidido llevar a cabo dada su importancia para cientos de vecinos que circulan a diario por la Juan Carlos I.
Así, la avenida ha sido una de las prioridades para el plan municipal de señalización viaria, un conjunto de actuaciones que se emprenden después de efectuar un profunda revisión del estado de las calles de Culleredo. Este análisis concluyó con un conjunto de reparaciones necesarias y de propuestas de mejora planteadas desde la Policía Local.
El Ayuntamiento de Culleredo ha repuesto las bandas rugosas de la avenida, uno de los elementos se seguridad vial con los que cuenta la Juan Carlos I. Otra de las actuaciones se desarrolló en el cruce con la calle del Monasterio de Carracedo, donde los agentes municipales habían detectado que existía poca visibilidad para los usuarios, “por lo que se colocó un espejo que ayude a la incorporación a la avenida”, apuntan desde el gobierno municipal de Julio Sacristán.
El siguiente paso abordará el firme de la calzada, dentro de las obras programadas por el Ayuntamiento de Culleredo. El consistorio avanza que reparará el asfalto de la avenida, especialmente entre el cruce con Anxo Senra y el jardín botánico, abarcando todo el frente de los edificios paralelos a la ría do Burgo.
El proyecto, que se ejecutará de forma inminente, supondrá una inversión de 27.000 euros.
El plan de señalización se extendió a casi una treintena de calles de los núcleos urbanos de O Burgo, Vilaboa, Fonteculler y O Portádego. El programa abordó tanto las señales como los pasos de peatones, las paradas de bus y aparcamientos, y también se cambiaron los bolardos del CEIP de Sofía Casanova.

CULLEREDO-El gobierno local mejora la seguridad vial en la avenida de Juan Carlos I

Te puede interesar