El Gobierno gallego toma el control de las residencias privadas de Barreiro y Cangas

La residencia de Barreiro es uno de los mayores focos de contagio en Galicia | efe
|

La Xunta decidió ayer intervenir las residencias de Barreiro (Vigo) y de Cangas, ambas gestionadas por la empresa privada DomusVi, ante el “elevado número” de positivos por coronavirus entre usuarios y trabajadores de ambos centros.

En las últimas horas, las cifras de contagios se han disparado en ambas residencias, especialmente en la de Cangas, que pasa a convertirse en el mayor foco de contagio por Covid-19 de toda Galicia.

 

105 positivos en Cangas

De los ocho positivos, seis residentes y dos trabajadores, que informaba ayer al mediodía Política Social, se ha pasado en cuestión de horas a los 105 contagios entre usuarios, más dos trabajadores.

Además, se estaba a la espera, a última hora de ayer, del resultado de las pruebas realizadas a otros trabajadores de este centro, fuentes de Política Social.

En cuando a la residencia DomusVi de Barreiro (Vigo), la cifra actualizada es de 71 contagios entre usuarios y 11 trabajadores.Tres de los residentes de Barreiro fallecieron ayer, que se suman al que murió días atrás.

A partir de ahora, informa la Xunta, estos dos centros pasarán a ser residencias integradas en las que residirán personas mayores que ya estén contagiadas.

Quienes hayan dado negativo en las pruebas, una vez que el resultado sea confirmado, serán trasladados a otros centros en función de las características de cada caso.

Uno de esos centros a los que serán remitidos es la residencia de tiempo libre de Panxón, en Nigrán, de titularidad de la Xunta y que sin actividad ahora mismo.

Las de Barreiro y Cangas son las dos primeras residencias privadas que interviene la Xunta, en calidad de autoridad competente; una decisión, recuerda la administración autonómica, amparada en la orden del Ministerio de Sanidad SND/275/2020, de 23 de marzo.

En virtud de lo dispuesto en esta orden ministerial, la Xunta designará a un empleado público para dirigir y coordinar la actividad asistencial de estas dos residencias privadas y así garantizar la correcta aplicación de los protocolos y la supervisión médica de todos los residentes.

Según los últimos datos actualizados este mediodía, en Galicia se contabilizan 17 usuarios de residencias en Galicia fallecidos, siete de los cuales en otro centro gestionado por DomusVi, el de San Lázaro, en Santiago de Compostela.

La residencia DomusVi San Lázaro (Santiago) contabiliza siete usuarios fallecidos de los 17 registrados en este tipo de centros en Galicia relacionados con la pandemia del coronavirus.

La cifra de contagios se situaba ayer al mediodía en 315. Mientras, número de residencias de mayores en Galicia con al menos un contagio es de 28, según datos de Política Social.

 

Los usuarios se oponen

La Alianza Galega polos Servizos Públicos para Maiores e Dependentes mostró su rechazo a la creación de residencias integradas para atender a los mayores infectados por coronavirus e insta a la Xunta a poner en marcha un plan especial para hacer frente a la situación.

De ello informó en un comunicado remitido a los medios el colectivo integrado por la Federación de Usuarios e Familiares das Residencias (REDE), Traballadoras das Residencias de Galicia (Trega) y el Movemento Galego para a Defensa das Pensións Públicas (Modepen).

La alianza asegura que la propuesta contaba con el apoyo de la patronal de las residencias privadas ya que, si salía adelante, “conseguían deshacerse de sus responsabilidades y trasladarle el problema a la sanidad pública”.

“También contaba con el apoyo de algunos profesionales sanitarios que trabajan en las residencias y que estaban asustados ante un problema que, sin apoyo externo, es difícil de abordar en las condiciones de enorme precariedad de recursos existente en las residencias desde mucho antes de la actual crisis”, señala.

Asimismo, el colectivo de usuarios de estas residencias asegura que la propuesta de la Xunta de Galicia era “poco realista” en la estimación de la magnitud del problema como, según ha indicado, “demuestra el hecho de que dos días después de que se hiciera pública ya haya más usuarios positivos que plazas previstas para esa función”.

El Gobierno gallego toma el control de las residencias privadas de Barreiro y Cangas