Mas considera que el plan del PP afianza la necesidad de que cambie el statu quo de Cataluña

Copia de El Ideal Gallego-2013-10-10-030-9ea44486
|

El presidente catalán, Artur Mas, señaló ayer que la propuesta de financiación del PPC revela que la necesidad de cambiar el statu quo es “compartida casi al cien por cien” en el Parlament, al tiempo que avisó de que se le “agota la paciencia” por las “deudas” del Estado a la Generalitat.
En su intervención en la sesión de control del Parlament, Mas criticó los Presupuestos Generales del Estado de 2014, que suponen un “garrotazo” al Estado del bienestar catalán e incumplen de forma “flagrante” las “obligaciones legales” de inversión de acuerdo con el Estatut.
En cuanto a la ruta soberanista, Mas instó a “no sembrar dudas” entre las formaciones favorables al proceso y ha remarcado que la “vía” a seguir es la que marcan las resoluciones del Parlament aprobadas en el debate de política general.
La sesión de control al Govern de la Cámara catalana estuvo marcada ayer por los Presupuestos Generales del Estado, el modelo de financiación propuesto por el PP catalán a la cúpula del PP y las movilizaciones del 12 de octubre en Barcelona, después de que ayer el Govern no haya autorizado un tramo de la manifestación de Democracia Nacional en la capital catalana.
A preguntas del líder de Ciutadans, Albert Rivera, Mas dijo que la Generalitat seguirá reclamando “la lealtad institucional” que el Gobierno no cumple a la hora de abonar al Govern lo que contemplan las leyes, una argumentación que no convenció a Rivera, que pidió a Mas que deje de “lloriquear” haciendo listas de agravios hacia Cataluña y que gobierne o deje el cargo.
El presidente catalán pidió a Rivera más “respeto” hacia los ciudadanos que votaron la actual configuración del Parlament y aseguró su objetivo es “reclamar lo que toca a los catalanes”, también a los votantes de Ciutadans.
Sin embargo, la líder del PPC, Alícia Sánchez-Camacho, recordó a Mas que la Generalitat paga a sus proveedores gracias a los fondos aportados por el Estado y remarcó que seguirá con su plan: “A diferencia de usted –Artur Mas–, persistiré en el diálogo constitucional por una solución pacífica”, subrayó.
En la intervención más enérgica de la sesión, Sánchez-Camacho insistió en que Mas “divide” a los catalanes con su proyecto soberanista y le instó a que trate a los catalanes por igual y a recibir a los convocantes de la manifestación por la unidad de España, convocada para el 12 de octubre en la plaza de Catalunya, como hizo con los impulsores de la Vía Catalana.

Mas considera que el plan del PP afianza la necesidad de que cambie el statu quo de Cataluña