Tres fallecidos en residencias y uno en el Chuac elevan a 130 las víctimas mortales

A Coruña sufre el mayor repunte de contagios desde el día 1 mientras sigue con los test | pedro puig
|

La cifra de pacientes con coronavirus hospitalizados en los diferentes centros del área sanitaria coruñesa parece seguir una tendencia descendente que evoluciona hasta la estabilización. Sin embargo, tras la jornada del martes, en la que se celebraba el hecho de que no hubiese fallecido ninguna persona (primer día sin muertes en un mes), ayer hubo que lamentar de nuevo la pérdida de vidas a causa del Covid-19.

Las últimas horas fueron especialmente crueles en las residencias de mayores, donde se concentraron tres de los cuatro fallecimientos en A Coruña. Según los datos facilitados por el Servizo Galego de Saúde (Sergas), los centros de la tercera edad informaron de dos muertes de residentes en el asilo de ancianos desamparados Santa Teresa Jornet, en Eirís, y otro en la residencia DomusVi Matogrande. La cuarta fallecida del día fue una mujer de 92 años que estaba ingresada en el Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac).

En cuanto a los centros hospitalarios que componen el área sanitaria de la ciudad, durante las últimas 24 horas se confirmaron 68 nuevos positivos, lo que supone una cifra muy alta en comparación con las últimas jornadas. Es, además, el día con más casos desde el 1 de abril, cuando 89 personas dieron positivo en la enfermedad. El acumulado, según el último balance, sitúa en 1.485 los activos en coronavirus desde que comenzó la crisis provocada por esta pandemia. Los ingresados, por su parte, ascienden hasta los 153, uno menos que el la jornada previa.

Por centros, el Chuac concentra a 139 infectados, de los que 116 se encuentran hospitalizados en planta convencional y 23 en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). En el hospital de Cee hay un ingresado; otro en el Quirón; nueve en el Modelo; y tres pacientes en el hospital San Rafael.

La buena noticia del día volvió a ser el dato de las altas médicas concedidas. En esta ocasión fueron seis las personas que pudieron abandonar el hospital y regresar a sus hogares. Hasta ahora en los centros sanitarios coruñeses se han concedido un total de 358 permisos médicos, la cara más alegre de estas semanas.

En los centros de la tercera edad, además de las tres muertes de las últimas horas, las cifras parecen reflejar una estabilidad en cuanto a la incidencia del Covid-19 en sus residentes y trabajadores. Los datos de la jornada de ayer cuantifican 352 casos en las residencias de la comarca coruñesa, 262 de ellos entre los usuarios de los diferentes centros y noventa en los trabajadores de los mismos. En estas residencias, con respecto al martes, se concedieron cuatro altas. Dos mayores del centro de Concepción Arenal cayeron de la lista de contagiados, por lo que oficialmente se consideran curados. En esta instalación coruñesa hay 33 residentes contagiados y 14 miembros del personal laboral. Por la misma línea fueron otros dos profesionales de DomusVi de Matogrande. En este centro, sin embargo, se detectaron ayer tres nuevos casos entre los mayores, que ya suman 42, además de los diez afectados en la plantilla.

También aumentaron las infecciones en las instalaciones de Eirís, que ahora concentran 57 mayores contagiados, al sumarse dos más, y quince trabajadores. En el resto de las residencias no se registraron cambios con respecto a las 24 horas anteriores.

 

Menos visitas a Urgencias

Por otro lado, Sociedade Galega de Medicina Interna (Sogami) indica que en las últimas semanas han disminuido las visitas a Urgencias debido a la crisis del coronavirus. El doctor José Luis Jiménez, presidente del Colegio de Médicos de Ourense, explica que durante esta crisis del coronavirus se ha apreciado una notable bajada de las visitas a este servicio. Una de las razones es el miedo de los pacientes a contagiarse. Pero otra de los motivos es que veníamos de una situación en la que “España tenía una excesiva frecuentación de Urgencias”, dice el doctor.

Tres fallecidos en residencias y uno en el Chuac elevan a 130 las víctimas mortales