Arteixo-Los ladrones robaron nueve kilómetros de cable de las farolas desde principios de año

|

El Ideal Gallego-2011-05-12-019-e05c940a

  m. rodríguez > arteixo

 “No es tanto lo que roban como los perjuicios que causan a los vecinos”, aseguran desde la administración local, que en el primer cuatrimestre del año han tenido que reponer más de nueve kilómetros de cable de cobre a lo largo de diferentes puntos del alumbrado público del municipio.
De hecho, en lo que va de año, el cálculo que hacen desde la Concejalía de Obras es que los cacos se han apoderado de 9.110 metros de cobre. Esta cantidad ha sido el botín de la media docena de robos de esta índole que se han producido en Arteixo.
A estos seis sucesos, hay que sumar un último que se produjo esta semana en O Rañal. En este pequeño núcleo, unos ladrones han dejado sin luz la travesía principal hasta el campo de fútbol.
Desde hace unos días no hay luz explican, aunque fue ayer cuando un grupo de vecinos se percató de que no se trataba de una avería, si no de que habían hurtado el cable de las farolas que tienen soporte de cemento.
“Os postes teñen como unha escalerilla por onde é fácil trepar”, apunta un residente en la zona que añade que la única farola que no ha sido “profanada” es una de metal, “dela todavía colga un trozo de cable”. Así, los ladrones se encargaron de cortar los cables que dan suministro eléctrico por el aire a estas farolas.
Una vez que se dieron cuenta de lo sucedido, los vecinos acudieron a la comisaría de la Policía Local para dar parte del robo. De este modo, una vez que los agentes constaten el hecho, lo notificarán al Ayuntamiento para que reponga el material o las piezas que se hayan podido ver dañadas para que los residentes tengan de nuevo alumbrado público.

Antecedentes > Como explican desde el gobierno local, los robos que han provocado más quebraderos de cabeza a los vecinos se produjeron con solo una semana de diferencia, en marzo, en los núcleos de Meicende y Loureda.
En el primero de los caso, el material sustraído sumaba unos quinientos metros de material de las farolas de la calle de Oviedo. Aunque en esta vía no existe ninguna vivienda y solo se ubican en ella naves industriales, da a un lateral del campo de fútbol, por lo que la calle es muy transitada.
En este mismo núcleo, hace siete meses, arrebataron el cobre del alumbrado público del embalse de Meicende. Este suceso supuso una inversión para las arcas municipales de 6.000 euros.
A mayores, también en el mes de marzo, los amigos de lo ajeno dejaban sin luz el paseo que va desde el río hasta O Igrexario, en la parroquia de Loureda.


 

Arteixo-Los ladrones robaron nueve kilómetros de cable de las farolas desde principios de año