La FUCC deberá reducir un 95% sus acciones con el recorte municipal

El edil Alberto Lema con la expresidenta de la FUCC, Mariló Fernández, en la presentación del Comerciopoly | Patricia g. fraga
|

La Federación Unión de Comercio Coruñesa (FUCC) volvió a criticar ayer el proyecto de subvenciones a través de concurrencia competitiva que les presentó el concejal de Empleo y Economía Social, Alberto Lema, el pasado martes. Los empresarios ya afearon la falta de atención a su rechazo al plan y los tintes “discriminatorios” en aquel momento, pero una vez que han calculado la rebaja de 100.000 euros en la ayuda municipal que le tocaría a la federación, calculan que el cambio de rumbo les obligará a recortar un 95% de sus actividades.


“El nuevo proceso de concurrencia competitiva, no sabemos bien con quién, obligará a la FUCC a reducir un 95% las actividades de dinamización y fomento de la actividad comercial local que viene organizando desde hace años”. Así de claro se mostró ayer el presidente de la federación, Adolfo López –arropado por su junta directiva–, que recalcó que este cambio será fruto de los nuevos criterios de concesión de ayudas para la “modernización y dinamización del comercio de barrio”.


El tope de 20.000 euros que establecerá el Ayuntamiento, tal y como les expuso el edil Alberto Lema, les parece insuficiente y ni siquiera está asegurado que lleguen a cobrar el máximo.
Este año contaron con una aportación de algo más de 126.000 euros (de los que no han cobrado el 20% y tuvieron que recurrir a un crédito para adelantar el pago de los servicios contratados en 2016) y la gran variación de fondos “implica prácticamente la desaparición de actividades de gran éxito como el juego Comerciopoly, el convenio con el Deportivo o el parque infantil móvil”.

Falta de participación
Esto sería el 95% de la programación, o al menos así lo estiman después de analizar el planteamiento del Consistorio de forma más calmada. Asimismo, avisan de que les será muy complejo estrenar otras iniciativas que tenían pensadas. En este sentido, lamentaron que ni la federación ni las asociaciones fuesen llamadas “para colaborar en el proceso de elaboración de las nuevas bases” que sustituirán a los convenios nominativos.


“La reunión del martes fue meramente informativa. Esperamos que la concejalía nos convoque de nuevo para poder explicar que algunos de nuestros proyectos necesitan continuidad en el tiempo para consolidarse”, subrayo López. Además, quieren hacer un repaso de los programas del año pasado para demostrar que cumplieron los objetivos de la anterior línea de subvenciones. Por ello, pretenden mantener todas las vías de diálogo abiertas.

La FUCC deberá reducir un 95% sus acciones con el recorte municipal