El Plan de Turismo aboga por el potencial de Alvedro para gestionar más destinos

Usuarios de Alvedro junto a una de las pantallas indicadoras de los vuelos | Javier alborés
|

El Plan Estratégico de Turismo (PET) remarca en varios apartados los problemas de conectividad aérea de los que adolece la ciudad para atraer turistas. A pesar de que en la presentación oficial de la hoja de ruta se hizo hincapié más en la necesidad de aumentar frecuencias que en incrementar el número de destinos atendidos, el documento en papel propone un panorama bastante distinto a ese discurso tranquilizador de carácter municipal.
El texto elaborado por el experto Iñaki Gastelumendi y su equipo, con la colaboración de distintos sectores productivos de A Coruña, se para en muchos momentos en los problemas de movilidad que supone la reducida oferta del aeropuerto coruñés. En el texto se reconoce nuevamente que “el número de destinos conectados mediante vuelo es reducido”, si bien se destaca que el hecho de tener un aeródromo ya es “una fortaleza para el sistema turístico” en caso de que aumentara el desarrollo del turismo.
De esta manera se deja entrever que una de las claves para ese crecimiento de visitantes es dotar a Alvedro de más conexiones, al margen de que también sea necesario mejorar las frecuencias.
Este planteamiento contrasta con las medidas tomadas por el actual Gobierno local que, desde su llegada a María Pita, permitió la desaparición de los puentes aéreos con París (el tercer destino internacional con el que contaba la terminal) y Bilbao, a finales del año pasado.
Además, el estudio hace la reflexión del número reducido de conexiones sumando una más de las que realmente existen en la infraestructura con carácter continuado y no solo en la campaña estival. Y es que mientras obvia las posibilidades de trasladarse entre A Coruña y Gran Canaria o Tenerife en verano, añade un hipotético vuelo a Granada que nunca fue tal, o al menos no existió como una línea regular. Sí funcionan, por contra, Lisboa, Londres, Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia durante todo el año.
En inferioridad de condiciones
En cualquier caso no es ese el único apartado en el que los redactores del PET abogan, aunque sea de forma indirecta, por captar nuevos tráficos para la terminal coruñesa. Tanto en el apartado de las comunicaciones aéreas como ferroviarias insisten en que, en la actualidad, “Galicia está en desventaja frente a otras ciudades de la península”. Así inciden en que A Coruña obtiene un resultado muy discreto en los análisis por la “excesiva competencia regional”, a la que no se le ha puesto coto a pesar del crecimiento de Peinador (Vigo) por los convenios firmados entre el Ayuntamiento y una compañía low cost.
Esa es considerada una de las grandes amenazas en el análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades). En el plan se resaltan como problemas las “limitadas conexiones aéreas directas” y las limitaciones de capacidad y operativas del aeropuerto, estas vinculadas directamente con la longitud de pista y los problemas meteorológicos y la falta de ayudas al aterrizaje por la cabecera sur.
Así se abre la puerta a la necesidad de luchar por más conexiones –además del destino internacional extra defendido desde María Pita–, pues los expertos aseguran que como destino MICE o de eventos y congresos “la falta de conexiones aéreas directas limita el potencial de la ciudad en este segmento” que, hoy por hoy, es uno de los más perseguidos tanto por las instituciones como por los empresarios.
Ajeno a todas estas cuestiones de conectividad, el concejal del área de Turismo, Alberto Lema, destacó ayer los datos de ocupación de este verano, así como la rentabilidad. “A Coruña está a aumentar o seu atractivo e calidade turística”, destacó el representante del Gobierno local, que hizo alusión a las “promocións e publicidades en liñas aéreas” como una de las explicaciones. l

El Plan de Turismo aboga por el potencial de Alvedro para gestionar más destinos