El Gobierno y los grupos opositores aceptan una tregua temporal en Siria

|

El representante especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Lajdar Brahimi, comunicó ayer al Consejo de Seguridad que el régimen de Bachar al Asad ha aceptado su propuesta de decretar un alto el fuego temporal y que Damasco hará el anuncio oficial hoy.

“Brahimi dijo que el presidente Al Asad acepta la propuesta de tregua y que espera para hoy el anuncio formal por parte de Damasco”, afirmaron fuentes diplomáticas del Consejo de Seguridad tras concluir la intervención del mediador internacional ante el Consejo a través de videoconferencia.

Seis personas mueren por una explosión en un barrio de Damasco

Brahimi informó al máximo órgano de seguridad de la ONU sobre su última visita a Siria y otros países de la región en la que trató de convencer a las partes de la necesidad de decretar un alto el fuego y cese de las hostilidades durante la festividad musulmana de Aid al Adha (Fiesta del Sacrificio) que comienza mañana.

“Tras mi visita a Damasco, hay un acuerdo por parte del Gobierno sirio (de un alto el fuego) durante el Aid, señaló Brahimi previamente ante la prensa en El Cairo, donde añadió que la mayoría de “grupos combatientes”, en alusión a los rebeldes, también acepta la tregua.

Las mismas fuentes diplomáticas explicaron que el mediador internacional se mostró pesimista sobre los resultados que pueda tener esa tregua temporal porque ha detectado que “no hay confianza” entre el régimen y los rebeldes opositores y “tiene muchas dudas” sobre lo que vaya a pasar después de la tregua.

Durante su intervención ante el Consejo, Brahimi advirtió de que la situación está “deteriorándose”, que continúan las violaciones de derechos humanos por parte de ambos lados, y que hay un “serio peligro” de que se produzca una “espiral dramática” de contagio en la región.

La ONU advierte
de que la situación
en el país se está deteriorando

En concreto, el mediador internacional detalló que solo en el mes de octubre han huido de Siria unas 48.000 personas buscando refugio en los países vecinos y dijo que durante su visita a Damasco entregó a las autoridades una lista con los nombres de unas 30.000 personas que se presume están detenidas.

Mientras, el mismo día que se anunciaba que Al Asad acepta una tregua, al menos seis personas murieron y otras veinte resultaron heridas por la explosión de un coche bomba en el barrio de Al Tadamon, en el sur de Damasco.

“La bomba, colocada en un coche de marca Saba, explotó cerca de la panadería principal en el camino hacia Al Tadamon, matando a seis personas e hiriendo a otras veinte”, dijo una fuente que pidió el anonimato.

La fuente explicó que se ha establecido un cordón de seguridad en torno al lugar de la explosión y de las calles adyacentes, y añadió que la bomba provocó grandes daños materiales en el barrio. Testigos presenciales señalaron que hay manchas de sangre en el suelo y que la mayoría de las ventanas se rompieron por la onda expansiva.

Por su lado, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos precisó en un comunicado que el coche bomba tenía por objetivo un autobús que trasladaba pasajeros, y elevó el número de víctimas a ocho personas y veinte heridos.

Se desconoce la autoría del atentado, aunque en anteriores ocasiones grupos islamistas se han atribuido ataques con bomba contra objetivos de la seguridad siria en la capital.

En Al Tadamon se registraron además duros enfrentamientos entre las fuerzas del régimen y los rebeldes en un puesto de control cerca de la mezquita de Al Aziz, indicaron los opositores. n

 

El Gobierno y los grupos opositores aceptan una tregua temporal en Siria