Sada y sus Contornos reclama un conserje y el alcalde recuerda que ya propuso dos

Credencial hecha por el ANPA
|

El Consello Escolar del CEIP Sada y sus Contornos y el gobierno local están escribiendo estos días un nuevo capítulo –al menos lo hacen público– sobre su distanciamiento. No contentos con enfrentarse acerca de la ampliación o no de las actuales instalaciones del colegio, ahora es la figura del conserje la que enfrenta a unos y otros. O, mejor dicho, la vacante que ha quedado en este puesto al cogerse una baja la persona que lo venía ocupando y que ya va para mes y medio.

Por este motivo se celebró el pasado miércoles una sesión extraordinaria del Consello Escolar –a la que no asistió la concejala de Educación, la popular Soraya Salorio– en la que se abordó este asunto en el tercer punto del orden del día.

En dicha reunión se puso de manifiesto la incomodidad provocada por la ausencia de un conserje, debido a que las labores que éste debe desempeñar son atendidas desde mediados de marzo por el profesorado, lo que redunda en su trabajo como docentes.

“Ata o día de hoxe a súa vacante non foi cuberta a pesar das reiteradas comunicacións e peticións realizadas desde a dirección do centro”, asegura el comunicado emitido tras el Consello y que forma el director del colegio, Miguel Gayoso Barreiro, y que cuenta con el sello de la Consellería de Educación e Ordenación Universitaria.

 

Versión opuesta > Sin embargo, el gobierno local ofrece una versión completamente opuesta a la que vierten desde la comunidad escolar del Sada y sus Contornos, ya que recuerdan que fue ésta la que “rehusó a dos conserjes” para el colegio con el fin de cubrir la baja por enfermedad del titular.

“Esta negativa del responsable del centro –por Gayoso Barreiro– es la causa de que el colegio lleve semanas sin servicio de conserjería”, afirma el consistorio, que es consciente de las “evidentes incomodidades” que esto genera a los profesores. Quizás sea este último el único punto en el que coinciden ambas partes.

El Ayuntamiento insiste en que, en el momento en que tuvo conocimiento de la baja del conserje y la petición de sustitución para este puesto, la concejala de Empleo, María Núñez, “gestionó el destino al colegio de dos personas contratadas por el Ayuntamiento para prestar servicios a la comunidad a través de la Concejalía de Educación y Servicios Sociales”.

De hecho, recuerdan, se ofrecieron los servicios de estos dos contratados por Servicios Sociales, “pero un responsable del centro –insisten– rehusó a ambos candidatos bajo el pretexto de que carecían de experiencia y de que cuando adquiriesen la formación necesaria ya tendrían que irse”.

Un argumento que, como señala el Ayuntamiento, se une “a otras consideraciones personales en las que el gobierno local prefiere no entrar”.

Por último, los responsables municipales aseguraron que “no se aceptará ninguna presión para que el sustituto del conserje sea una persona determinada”, por lo que anunció que mantendrá su postura de “garantizar los principios de igualdad, mérito y capacidad en la incorporación de cualquier trabajador a la plantilla del Concello”.

 

Sada y sus Contornos reclama un conserje y el alcalde recuerda que ya propuso dos