El Ayuntamiento dedicará nueve millones de remanente del año pasado a mejoras energéticas y obras

La rehabilitación de la ronda de Outeiro es una de las actuaciones incluidas | pedro puig
|

El Gobierno municipal destinará más de nueve millones de euros procedentes del superávit del presupuesto del año pasado a diversas actuaciones de diferente carácter.
Algunos de los proyectos que entrarán a formar parte de esta remesa serán una mejora de la eficiencia energética y alumbrado en distintos barrios de la ciudad, lo que contará con 3,6 millones de euros, y la renovación de una parte importante del pavimento de las calles del barrio de los Rosales, actuación que contará con un importe de 1,15 millones de euros.
Estas inversiones también llegarán hasta la planta de Nostián, a la que se destinarán 2,1 millones de euros, y a la que se incorporarán nuevos equipos que permitirán incrementar la eficiencia en el momento de la separación de los elementos valorizables de los residuos.
Esta modificación permitirá, por una parte, una mejora en la recuperación de residuos y, por otra, un aumento en los ingresos de la ciudad por la recuperación de envases. Esto será posible gracias al convenio de la Xunta con Ecoembes. Finalmente, la mayor eficiencia de la nueva maquinaria que se incorporará a la planta permitirá contar con una reducción de los costes energéticos.
Los más de nueve millones de euros que se destinarán a inversiones financieras sostenibles también contemplan partidas para la reurbanización de calles como Casares Quiroga, con un valor de 526.000 euros, o la última fase de las obras de rehabilitación de la ronda de Outeiro, entre la avenida de Arteixo y la del Ferrocarril, para lo que se reservarán 240.892 euros.
Los trabajos en esta vía comenzarán el próximo lunes en el tramo entre la avenida de Fisterra y la avenida de Arteixo, mientras que las que comprenden a la zona entre la avenida del Ferrocarril y la calle de la Merced ya fueron licitadas.

Funcionamiento
La incorporación de estos fondos procedentes del presupuesto del ejercicio pasado es posible gracias a una ley que permite realizar esta maniobra a los ayuntamientos que reúnan una serie de condiciones.
Así, y al contar con superávit por no ejecutar determinadas partidas, los presupuestos del Estado permiten que los fondos se pueden destinar al pago de facturas pendientes, a amortizar la deuda que poseen las o a hacer inversiones financieras sostenibles, siempre que estas lleven aparejado algún tipo de ahorro.
En el caso del Gobierno municipal se optó en esta ocasión por la opción de las inversiones sostenibles, que están sujetas al cumplimiento de determinados requisitos. Además, se explicó desde el Ayuntamiento que las intervenciones se llevarán a cabo durante el próximo año.
El alcalde, Xulio Ferreiro, explicó ayer durante una entrevista en Radio Coruña que se trata de un “ambicioso paquete de investimentos” y que funciona como “un avance aos orzamentos municipais do vindeiro ano e que servirán para realizar melloras na cidade”.
Estas inversiones todavía deben pasar ciertos trámites, el primero de ellos su aprobación en la junta de gobierno local que se celebrará mañana. Después también tendrán que recibir el visto bueno en el pleno, situación para la que cuenta con tener el apoyo del Partido Socialista gracias al “clima de cooperación” que existe entre el PSOE y la Marea desde el pasado verano.

El Ayuntamiento dedicará nueve millones de remanente del año pasado a mejoras energéticas y obras