Feijóo ratifica que serán “implacables” en la lucha “contra el terrorismo machista”

El presidente de la Xunta contesta durante la sesión de control | xoán rey (efe)
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, proclamó ayer que él y los suyos serán “implacables” contra los “terroristas que siguen asesinando mujeres” y, tras apelar a la unidad y asegurar que solo puede haber “dos bandos” –el de los “asesinos y maltratadores” y las mujeres víctimas–, instó al BNG a aclarar su postura. “Usted dígame en qué bando está”, le espetó a la portavoz nacionalista, Ana Pontón.
“Estar en un bando simplemente contra el Gobierno del PP no me parece adecuado”, añadió Feijóo, de cuyo Gobierno, Pontón puso en duda previamente que estuviese haciendo “todo lo posible” para combatir la violencia machista. Así, la dirigente nacionalista le reclamó que se destine el 1% del presupuesto de la Xunta –lo que sería equivalente a 90 millones– a luchar contra esta lacra y a crear, dentro de la Dirección Xeral de Xustiza, una unidad encargada de “aplicar” la ley gallega contra la violencia machista.

Al término de la sesión de control, Pontón pidió la palabra para exigir que Feijóo retirase la pregunto por el “bando” del BNG en la lucha contra la violencia machista por entender que atacaba la “dignidad” de su grupo. “Ha deslizado acusaciones muy graves”, reprobó, antes de anunciar una queja formal si el presidente no rectificaba.
“Quiero pedir que el presidente retire lo dicho o presentaremos una queja formal porque ante una crítica política no vale la indecencia política”, sentenció la nacionalista, a lo que Feijóo no respondió. Sí se pronunció el presidente del Parlamento, Miguel Santalices, quien trató de rebajar la tensión y trasladó a Pontón que él sabe perfectamente “en qué bando” está el Bloque.

“¿Y si fuesen diputados?”
Pontón había iniciado su intervención con un reconocimiento a los colectivos feministas y también recordó que, en lo que va de mes, se han producido “tres intentos de feminicidio y cuatro mujeres fueron asesinadas por sus compañeros”. “¿Qué pasaría si en diez días asesinasen a cuatro diputados e intentasen asesinar a otros tres?”, se preguntó la nacionalista.
“¿Cuál sería la reacción social, y sobre todo, cómo reaccionaría la Xunta y el poder del Estado?”, exigió saber, antes de pedir más recursos económicos: destinar el 1% del presupuesto de la Xunta a combatir el “terrorismo machista”, lo que se traduce en 90 millones de euros o un euro de cada cien, un paso que no considera “nada extraordinario”.
El BNG también defendió la activación dentro de la Dirección Xeral de Xustiza, de una unidad encargada de “aplicar” la ley gallega contra violencia machista, que entiende que se “incumple”. Debería ocuparse de impulsar la creación de juzgados específicos en todas las ciudades, garantizar la formación de todos los implicados en la gestión de los casos y evitar “la violencia institucional” contra las víctimas.
Según Pontón, los gobiernos tienen “que dar ejemplo” y “pasar de las palabras a los hechos”.
Feijóo asumió la terminología de “terrorismo machista” y advirtió al BNG de que, ante cualquier supuesto de terrorismo, en política hay que responder con “una condena unánime y la unión inquebrantable”, además de considerar este tipo de cuestiones como “asuntos de Estado”.
“Por eso planteamos un acuerdo aquí y remitimos las medidas a las Cortes para el Pacto de Estado, que está suscrito y que hay que cumplir. La Xunta lo hará, no romperá la unidad contra la violencia machista. No cuente conmigo para una pelea partidista porque no lo merecen ni las mujeres ni Galicia”, esgrimió.

Aumento del 91%
A renglón seguido, destacó las medidas impulsadas en la comunidad, la “única con medidas periódicas de ayuda a las víctimas”, la atención psicológica “permanente” o la personación judicial de la Xunta en los casos de asesinato machista. También aludió a los pasos dados en educación, “para que dentro de diez o quince años ningún diputado tenga que debatir esto mismo”.
Pero criticó que el BNG intente “confundir o distraer” con su petición de más recursos y, tras proclamar que ahora se destina “más dinero que nunca” contra la violencia machista, “con un aumento del 91,3%” de los fondos reservados para tal fin, reprobó que los nacionalistas pidan ahora 90 millones cuando el bipartito dedicaba “menos de cuatro”. “Si para usted fuera terrorismo, cada vez que vemos un crimen la respuesta sería mucho más que un lazo” –que portaban ayer los diputados del PPdeG–, replicó Pontón.

Feijóo ratifica que serán “implacables” en la lucha “contra el terrorismo machista”