El Gobierno arteixán saneará el entorno de As Eiras para evitar la venta de droga

|

Arteixo ha comenzado a redactar un proyecto de obra en la zona de As Eiras, en Meicende, basado en el planeamiento urbanístico previsto para la zona y con la intención de sanear el entorno y eliminar uno de los puntos de venta de droga más importantes de la ciudad de A Coruña. 
El proyecto se elaborará en las próximas semanas y contemplará la construcción de una nueva calle. Tras su redacción se proseguirá con el trámite de notificación a los propietarios de las casas ruinosas de As Eiras, para informarles de la actuación del Ayuntamiento en esta zona de Meicende, que se ha convertido en un foco de problemas relacionados con el trapicheo, tal y como publicó este periódico hace unos días.

espacio vigilado
Según indican desde el Gobierno local, tanto la Guardia Civil como la Policía Local mantienen vigilado el espacio, “pero los esfuerzos policiales suelen chocar con la dificultad para encausar judicialmente a los protagonistas del trapicheo de drogas”.
Alegan que estos “suelen librarse de penas mayores de cárcel y ser simplemente juzgados por delitos menores, que no impiden su vuelta a As Eiras para seguir vendiendo sustancias estupefacientes”.
La intención del Ejecutivo arteixán es “eliminar ese punto conflictivo definitivamente” con un proyecto de obras ordinarias. “Más allá de las acciones de las fuerzas de seguridad, lo que queremos conseguir en As Eiras es la eliminación permanente de los problemas de convivencia que se producen allí, y que se han agudizado en los últimos meses después de que se haya detectado un importante aumento de la venta de drogas en esas casas ruinosas”, apunta el alcalde, Carlos Calvelo. 
El regidor municipal indica que los representantes del Ayuntamiento se han reunido con los responsables de seguridad de la Delegación del Gobierno, debido a que la Guardia Civil es la que tiene la competencia sobre este tipo de delitos. 
“Además de esa reunión, queremos una solución permanente para As Eiras de cara a convertir la zona en un espacio público de calidad”, dice Calvelo.
Según los vecinos, a pesar de denunciar su temor por esta situación desde hace años, no hay manera de cerrar ese punto de venta de droga. Ya se han probado métodos como apostar policía a la entrada del poblado para desanimar a los clientes, aunque sin éxito. Dichas viviendas son unas ruinosas casas de piedra en el límite de A Coruña y Arteixo.

El Gobierno arteixán saneará el entorno de As Eiras para evitar la venta de droga