Puigdemont considera que la ley del referéndum “sigue vigente” pese a la suspensión

Carles Puigdemont durante el Consell Nacional del PDeCat | a.estévez (efe)
|

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, afirmó ayer que la Ley catalana del Referéndum “sigue vigente”, pese a haber sido suspendida por el Tribunal Constitucional, porque ampara “derechos de los pueblos como es el de autodeterminación, y este último se ampara en los derechos humanos”.
En una dura y agria intervención ante el Consell Nacional del PDeCat Puigdemont subrayó que la ley aprobada por el Parlament “no puede ser tumbada” por ningún Tribunal Constitucional “deslegitimado y conchabado con el Gobierno del Estado”.
“La ley –explicó– es fruto de un acuerdo vigente del Parlament porque se ampara en los derechos de lo pueblos a su autodeterminación, los cuales a su vez, se amparan en los derechos humanos, y por encima de estos no puede pasar nadie”.

Derechos humanos
“Cuando un pueblo se pone en pie para ejercer su derecho a la autodeterminación, los derechos humanos quedan reforzados”, y esto, añadió, a pesar de tener en contra a “un Estado cada vez más autoritario y demofóbico, que comprobó que somos un Govern fuerte, determinado a cumplir sus compromisos”.
El presidente de la Generalitat interpretó que la respuesta del Estado “a los anhelos democráticos de los catalanes” se produce por la vía de la suspensión de leyes y la presentación de querellas “por una razón, que es su profunda desesperación e impotencia” al ver que “en todos los años de amenazas, insultos, mentiras y falsificaciones, no han conseguido convencer a nadie”.
“Les cuesta mucho –apuntó– decir que defienden la democracia y la gente sin la gente, porque esto se llama despotismo y entonces, en su desesperación, recurren al poder del Estado. ¿Para qué tratar de convencer si ya tienen los tribunales?”, apostilló.
“Esto será legal y reglamentario, y estoy seguro de que si piden un informe al Consejo de Garantías Estatutarias les dará la razón, pero no es legítimo ni democrático”, según Puigdemont,

Inmenso poder
En este punto, criticó que los mismos que dicen defender la democracia son los que deciden que permanezca encarcelado el periodista turco Hamza Talçin “que fue detenido por la policía española porque lo pedía el presidente de Turquía, Tayyip Erdogan, un demócrata y un referente de las garantías democráticas”, indicó en tono irónico.
Puigdemont se mostró convencido de que el Gobierno “es consciente del inmenso poder que tenemos” y que es fruto “de una mayoría democrática”, y por esto “sabe que todo está en marcha, y que ya pueden ir diciendo lo que quieran, porque si el 1-O las urnas están llenas de votos esto será democracia”.
El presidente catalán ha empezando su discurso dando “un mensaje de solidaridad al “club de los querellados”, y al de “los advertidos” y apuntó que “después de la operación cloaca” en Cataluña, vino “una “operación patrimonio”, y después la “operación provocación”, las tres diseñadas por la misma gente”.

Cargarse el Estatut
Según Puigdemont, “los que ya pisotearon los derecho de los catalanes cuando se cargaron el Estatut siguen actuando, si bien van cambiando algunos actores, y ahora vemos que algunos que decían estar a favor de la autodeterminación ahora son aplaudidos de forma entusiasta” por los mismos que se “cepillaron” el texto estatutario.
Puigdemont alertó de que los poderes del Estado “saben que el Parlament ya terminó su trabajo y que el Govern lo tiene todo en marcha”, por lo que centrarán su actividad en atacar la movilización ciudadana.
“Querrán acabar con este gran capital democrático que tenemos porque quieren que lo perdamos”, aseguró, y señaló a la ciudadanía como principal garantía democrática en la celebración del 1-O.
“Atacan donde saben que hay verdaderamente las garantías porque pueden decir lo que quieran pero, si el 1 de octubre las urnas están llenas, cada voto es una garantía”, defendió desde la facultad de Ciencias Políticas de la Universitat Pompeu Fabra (UPF).
Puigdemont reivindicó al PDeCat como la formación que ha defendido el derecho a decidir desde el principio y que no se ha “desviado ni un milímetro” ni renunció a ello desde que comenzó el proceso soberanista.
“Nos hemos comprometido y no hemos renunciado contra todos los profetas”, aseguró el President. l

Puigdemont considera que la ley del referéndum “sigue vigente” pese a la suspensión