Mercedes Alaya está “muy tranquila” pese al expediente abierto por el Poder Judicial

Mercedes Alaya durante un almuerzo en el club siglo XXI | jc hidalgo (efe)
|

La magistrada de la Audiencia Provincial de Sevilla Mercedes Alaya, quien fuera instructora de macrocausas como los ERE, Mercasevilla o del caso Lopera y empezara la de los cursos de formación, manifestó ayer que está “muy tranquila” con las últimas declaraciones que realizó, que ratifica, y con las que pretende “cambiar el sistema desde dentro”, principalmente en lo referente a la independencia de la Fiscalía General del Estado del Gobierno.
Precisamente ayer se ha conocido que el promotor de Acción Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha abierto una diligencia informativa en relación con las recientes manifestaciones de Alaya, en las que entre otros aspectos criticaba la elección del Fiscal General del Estado por parte del Gobierno.
En declaraciones a los periodistas en los pasillos de la Audiencia, Alaya manifestó que “está muy tranquila” por lo que ha dicho, ratificando que “necesitamos una Fiscalía independiente y no elegida por el Gobierno”. “La Constitución dice que será nombrado por el Gobierno, no elegido”, subrayó, precisando que está “en contra” de este sistema, “no de las personas”.

Acuerdo entre las fuerzas
La magistrada, que no valoró la propuesta de María José Segarra como fiscal general del Estado, defendió un acuerdo de todas las fuerzas políticas para elegir este cargo. “Las fuerzas políticas son tan dispares que tendrían que elegir una persona independiente”, sugirió la juez.
Alaya, que ha asegurado que su relación con el presidente de la Audiencia Provincial, Damián Álvarez, “a día de ayer es magnífica y estupenda”, ha señalado que este “entiende lo que persigo, modificar el sistema desde dentro”. Precisamente, Álvarez aseguró ante el CGPJ que cuando tuvo conocimiento de los comentarios de la magistrada sobre posibles “presiones” políticas pensó, en un primer momento, que ella “buscaba algún tipo de carrera política”.
“Es una opinión libre de Álvarez, pero ni se me pasa por la imaginación ser otra cosa que juez. No estoy tentada ni pienso en otra cosa que no sea mi trabajo, que llevo al día, puedo llevar esto y todo lo que me echen”, ha expresado. “En la Carrera Judicial mientras menos se hable sería mejor, estaría más tranquila sin hablar en mi casa o en mi trabajo”, manifestó. l

Mercedes Alaya está “muy tranquila” pese al expediente abierto por el Poder Judicial