Luís Villares renueva el liderazgo de En Marea bajo acusaciones de “pucherazo”

El representante del comité electoral de En Marea, Daniel Conde, anuncia los resultados de las primarias | xoán rey (efe)
|

La candidatura “Coidando a Casa” liderada por Luís Villares se impuso en las primarias de En Marea al lograr casi el 60% de los votos por el 40% obtenido por la lista del sector crítico, “Entre Todas”, encabezada por David Bruzos.


Así lo reflejan los resultados provisionales que, a la espera de la proclamación definitiva, arrojan una clara victoria de la lista del actual portavoz, que logró 1.596 votos por los 1.098 de la candidatura de los críticos, integrada por Podemos, Anova, EU y las mareas municipales de Santiago, A Coruña y Ferrol.


De este modo, con una participación del 58% de los en torno a 4.400 inscritos de la organización, la lista de Villares copa 21 de los 35 puestos del Consello das Mareas, máximo órgano de dirección entre plenarios del partido instrumental. Asimismo, “Coidando a Casa” también logra la totalidad de los cinco puestos de la Comisión de Garantías.

Falta de imparcialidad

Minutos después de que se conociesen los resultados de las votaciones, la candidatura perdedora emitió un comunicado en el que ponen el duda la limpieza del proceso de votación y reclaman “una auditoría independiente” ante “indicios claros de falta de imparcialidad”.


Además, los críticos avanzan que abrirán “un período de reflexión sobre el futuro del espacio” y que “no descartan” tomar medidas legales “por la vulneración de los acuerdos del plenario del 27 de octubre”, en el que se aprobó el reglamento de las primarias.


“Muchísimas gracias a todas las que sumasteis participando en las elecciones de En Marea. Nuestra tarea sigue sendo conseguir un cambio para las gallegas y los gallegos y en ese trabajo para transformar Galicia no sobra nadie”, publicó Luís Villares en su cuenta de Twitter.


Tres semanas después de la fecha prevista inicialmente para la conclusión del proceso, el lunes se conocieron los resultados de un proceso interno que se ha visto envuelto en una gran polémica que no tiene visos de haber concluido definitivamente.


En torno a las 11,30 horas del día de Nochebuena, Manuel Fernández y Daniel Conde, miembros del comité electoral y afines a la dirección de Luís Villares, comparecían ante los medios de comunicación para informar de los resultados provisionales, que deben pasar ahora por un proceso de auditoría externa antes de su proclamación definitiva, que se conocerá hoy.


Conde negó las dudas sobre la limpieza del proceso vertidas por el bando perdedor desde primera hora de la mañana. Relató que los inscritos tuvieron acceso a los resultados apenas diez minutos después de cerrarse las votaciones, que finalizaron a 
las 09.00 horas.

Sin interventores

Por contra, los críticos afirman que el recuento de votos se llevó a cabo “sin presencia” de sus interventores y que el resultado “no está auditado”. Además, apuntan que a lo largo del fin de semana se produjeron “numerosas incidencias que impidieron el voto de muchas inscritas”.


“Consideramos que el proceso electoral debe ser auditado rigurosamente por una entidad independiente para poner fin a la gestión oscurantista de este proceso por parte de la coordinadora en funciones”, señala “Entre Todas” en un comunicado de prensa en el que pone el acento en que aprecian “indicios claros de falta de imparcialidad”.

Luís Villares renueva el liderazgo de En Marea bajo acusaciones de “pucherazo”