Peón habla de una ciudad conformada por “Marías Pita” invisibilizadas en una historia androcéntrica

Mercedes Peón se encargó de inaugurar las fiestas a ritmo de pandereta / Quintana
|

Mercedes Peón habló desde el balcón no de solo una, sino de muchas “Marías Pita invisibilizadas” en una historia “androcéntrica que obviou o rol das mulleres na loita”. La pregonera de las fiestas creció pisando leira y asfalto y también mar porque los de Os Castros casi tocan el mar. Peón aseguró días antes que era una mujer de barrio, porque estos no están marcados por distinción de clase. 
Desde el suyo empezó a observar y observó de pequeña todo lo que ocurría alrededor, encima del bar Los Peores Vinos y yendo y viniendo a Oza dos Ríos como todos los coruñeses con aldea: “Cando había un que dicía que non a tiña era algo moi raro para o resto”. 
Y si ayer tocó discurso, eso sí, acompañada de su inseparable pandereta y su gaita, hoy volverá para presentar “Deixaas” a las 22.30 horas, un nuevo experimenta donde hace suyos los sonidos de Navantia. De una industria que también vivió de cerca en un paisaje lleno de tubos, los de la Refinería, en la periferia. La compositora recordó la transformación del municipio. 
Desde el centro donde ayer estaba a la periferia, que sintió como su centro, Peón reivindicó la esencia rural de A Coruña, “unha cidade que podería consumir os produtos plantados ao seu redor, que podería ser unha cidade modelo de ecoloxismo e consumo sostíbel”, y en esa búsqueda de la dignidad, habló de la recuperación de la memoria histórica y su relación con la música tradicional. “Foi aquí onde comezou a revolución das pandeireteiras, onde se visualizou por primeira vez a existencia de compositoras e músicas encarnadas en mulleres libres, mulleres de aldea”, defendió. Y de una voz que se curtió de otras muchas que recogió en su libreta y con una grabadora a otra voz de mujer, la de Gloria Gaynor, “unha feminista, loitadora, líder, diva e compositora”, según Mercedes, que estrenó As Noites de María Pita en la primera noche dedicada al directo.

“De María Pita aos barrios”
Por su parte, el alcalde Xulio Ferreiro abrió el acto inaugural recordando la naturaleza de una ciudad “aberta e próxima, activa e inesgotable, un lugar acolledor ao que regresar e no que construír a sociedade que queremos”. El regidor homenajeó a los vecinos, que tienen el papel de conformarla, de hacer de ella un espacio urbano en permanente construcción y cambio “e tan camaleónica como a súa veciñanza queira que sexa”. Es, según Ferreiro, el impulso muchas veces anónimo de la ciudadanía “o que nos define, ese compromiso diario que se traduce en barrios activos, en iniciativas populares e en descentralización cultural, social e política”. 
Por eso, pidió a los coruñeses que mantengan el carácter plural y “que a festa siga saíndo de María Pita en dirección aos barrios”. Ferreiro destacó que los festejos A Coruña refuerza sus virtudes y se convierte en “máis acolledora que nunca”: “Temos unha cidade bonita, vibrante, divertida, activa e inesgotable, pero temos, sobre todo, un espazo acolledor para a convivencia, un lugar ao que regresar, no que crecer”. 

Canciones para recordar
Y tras la tradición más galaica llegó el turno del ritmo disco y soul de Gloria Gaynor. “Feliz” de estar en A Coruña, la cantante ofreció “canciones para recordar”.Así, grandes éxitos como “I am what I am” o “Never can say goodby” sonaron en la voz de la artista estadounidense en una plaza de María Pita llena –17.000 personas, según el Ayuntamiento– en la que no faltó el ya mítico “I will survive” que se mezcló con grandes versiones como “You are the first, the last, my everything” de Barry White o el “Killing me softly” de Roberta Flack.

Peón habla de una ciudad conformada por “Marías Pita” invisibilizadas en una historia androcéntrica