El intenso oleaje complica el rescate cerca de Ferrol de un buque sin gobierno

GRA361. SANTIAGO DE COMPOSTELA, 28/01/2014.- Fotografía facilitada por Salvamento Marítimo de la operación de rescate del Mercante Abis Calais, al que el buque SAR Gavia está remolcando hacia Ferrol, que estaba a la deriva unas

El mercante “Abis Calais”, de bandera holandesa, era remolcado ayer hasta el puerto de Ferrol, después de una odisea marítima desde unas siete millas al noroeste de Cabo Prior. En esa zona fue rescatado al mediodía por el buque “SAR Gavia”, de Salvamento Marítimo y, tras romperse el amarre, cuando estaba ya cercano a su destino, en torno a las 20.00 horas, tomó el relevo el “Sebastián de Ocampo”, que tras varios intentos consiguió hacerse con el control de la situación.
El “SAR Gavia” se mantuvo en las proximidades y pasadas las 22.30 horas a la altura de San Xurxo intentaba afianzar el amarre con un segundo cable. Sin embargo, no fue necesario y se limitó a acompañar por popa al mercante.
Las olas, de grandes dimensiones, y el fuerte viendo, llevaron a Salvamento Marítimo a contemplar la posibilidad de evacuar mediante un helicóptero a sus ocho tripulantes, de nacionalidades holandesa, ucraniana y filipina,  opción que se descartó tras afirmar la segunda estacha. Todos ellos se encuentran a salvo, según fuentes oficiales.
 Los remolcadores tenían previsto completar la maniobra de acercamiento al puerto ferrolano entre las seis y las siete de la mañana de hoy tras iniciar cerca de las once de la noche una maniobra de alejamiento para enfilar la bocana de la ría.

A la deriva
La embarcación estaba a la deriva desde el lunes por la mañana debido a una avería en la hélice que la tripulación pretendía arreglar por sus medios.
Al no poder repararla contrataron al “Ría de Vigo”, que llegó de madrugada e intentó el remolque a primera hora de la mañana. La tarea resultó imposible debido a las condiciones meteorológicas –55 nudos de viento–.
Según informó Salvamento, fue entonces cuando el capitán marítimo de Ferrol pidió que se movilizara el “Gavia”, así como el “Sebastián de Ocampo” y el remolcador “Mahón” (este último, de la Armada Española).
Hicieron firme el remolque en torno a las 15.20 horas y tomaron entonces rumbo al puerto ferrolano, aunque también se contempló la alternativa de llevarlo a A Coruña.
El “Abis Calais” cubría el trayecto entre Leixoes (Portugal) y Hull (Reino Unido), transportando 5.000 toneladas de pellets de madera. Es de bandera holandesa y tiene 115 metros de eslora.

VENDAVAL
Los fuertes vientos registrados sobre todo por la mañana en Ferrolterra (con rachas de 147 kilómetros por hora en Cedeira, de 120 en Cariño y de 100 en la Serra da Faladoira, y por encima de 80 en las demás estaciones de Meteogalicia en la zona), causaron daños materiales.
En Ferrol volaron dos carteles, uno situado delante del edificio administrativo de la Xunta, que golpeó a los taxis aparcados en la zona, y otro cerca del Concello.
Además, los bomberos acudieron a varios puntos por la caída de cristales de diversos edificios deteriorados. Por la tarde se repitieron los incidentes de este tipo, y se desplazaron a la calle Muíño do Vento, en Canido, donde una chimenea amenazaba con caer a la calle, por lo que la derribaron, así como a retirar ramas, chapas, persianas y también un árbol en Covas. No hubo daños graves.
Contenedores desplazados y tirados por el viento fueron una constante, así como las salidas para retirar árboles caídos sobre la vía pública (San Mateo o Ares) y sobre el tendido eléctrico (en el lugar eumés de A Veiga).
En Fene hubo salidas con los mismos problemas, con un árbol caído en la vía entre Vilar do Colo y el cementerio y con cables del tendido eléctrico en la calzada.

El intenso oleaje complica el rescate cerca de Ferrol de un buque sin gobierno

Te puede interesar