La Guardia Civil intercepta en Sabón a tres transportistas con drogas en el organismo

|

Guardias civiles de la Agrupación de Tráfico detectaron ayer en un control en los accesos de Sabón a tres conductores de vehículos pesados que dieron positivo por presencia de drogas en el organismo.
El dispositivo se enmarcaba en la campaña ERC (Europe Control Rute) y buscaba analizar los desplazamientos por carretera de los vehículos de mercancía. Debido a que los conductores muestreados no presentaban síntomas evidentes de conducir bajo la influencia de drogas tóxicas, sino que circulaban con presencia de ellas en el organismo, se les formuló una denuncia por infracción administrativa muy grave a la Ley de Seguridad Vial, lo que conlleva una multa de 1.000 euros y la sustracción de seis puntos en el permiso de conducción.

Tacógrafo manipulado
Además, en la misma zona de entrada al polígono industrial de Sabón se comprobó que un vehículo dedicado al transporte internacional de mercancías había cometido una infracción muy grave por la manipulación del tacógrafo, con el objetivo de incumplir la normativa de los tiempos de conducción y descanso.
Según indica la Guardia Civil, con este tipo de dispositivos de vigilancia se pretende “mejorar el grado de cumplimiento de la normativa, evitando situaciones de fraude que afecten a la ordenación del transporte por carretera”. Con estos controles también se intenta erradicar la competencia desleal y garantizar la seguridad vial.
Los conductores infractores realizan diferentes rutas nacionales y todos fueron inmovilizados hasta que otros transportistas de sus respectivas empresas acudieron al lugar del control para hacerse cargo del vehículo y continuar la ruta de forma segura y legal. l

La Guardia Civil intercepta en Sabón a tres transportistas con drogas en el organismo