La OSG despedirá a Mahler y tocará la zarzuela “Cádiz” en su nueva temporada

|

El Ideal Gallego-2011-05-07-013-c6b9f8e5

  marta garcía márquez > a coruña

  A pocas horas de que el Festival Mozart se abra con una “Carmina Burana” donde cien butacas alzarán su voz junto a los coros de la Sinfónica, los ourensanos Capella Madrigalista, Concerto Tempo de Ferrol y Solo Voces de Lugo, la formación coruñesa presentaba ayer la temporada 2011-2012 con 20 programas en la nevera y dos platos fuertes.
El conjunto orquestal inaugurará su vigésimo curso con la “Sinfonía Resurreción”, de Mahler, que el director Víctor Pablo Pérez comparaba al reto de la trilogía de Wagner y con el que pondrán el broche a un ciclo dedicado al compositor bohemio.
La representación de esta pieza situará en escena a la OSG, a su orquesta joven y al coro que dirige Joan Company, además del coro de la Comunidad de Madrid, un gran corpus que arropará a las sopranos María Spada y Christianne Stotjin.
Así es como arrancará la actividad. Con una oferta que no está dirigida al melómano, sino al público en general para que planee sobre las distintas músicas y épocas. Por eso, la formación se irá hasta el centro de Europa y rescatará a Beethoven, Liszt o Sibelius, junto a piezas sinfónicas de rusos que nada tendrán que ver con otra parte dedicada a Oriente.
De este modo, el Palacio de la Ópera viajará sin moverse a través de obras como “En un mercado persa”, “1001 Nacht im Harem”, “Danza Árabe” y “Alladin”. La batuta oficial señalaba que un tercer apartado llevará al público por el futuro y lo contemporáneo se hará un hueco para que la butaca inexperta escuche fácilmente las creaciones de los gallegos Fernando Alonso o Xan Viaño y la composición ganadora del premio Andrés Gaos, obra de David Vayo.

Invitados > Sin duda, lo más destacable de la programación es el número elevado de directores invitados que dirigirán al conjunto. Pérez manifestaba que el objetivo está en perfilar un posible sustituto que se adecúe a sus necesidades. En concreto, Víctor Pablo estará presente en seis de los 20 programas y López Cobos se pondrá al frente en tres ocasiones. El resto se repartirá entre siete profesionales.
El experto señalaba ayer que la variedad de obras y solistas hará que los espectadores disfruten de una veintena de títulos que se interpretarán por primera vez como es el caso de “Sinfonía nº 6 en mi bemol menor, op.23”, de Nikolai Miaskovsky o la participación de referentes del violín como Patricia Kopatchinskaja, de la que dijo “va a sorprender”, la arpista Céline Landelle o Steve Harriswangler.
Además, la violinista Sarah Chang repetirá después de debutar con la Sinfónica a los 16 años. En cuanto a los pianistas, destacan el alemán Lars Vogt y los Pierre y Alain Volondat.
Por otro lado, el director aseguraba que la orquesta pasaba por un momento brillante “técnicamente hablando”, después de completar el círculo didáctico con una formación de niños, que se une a la de jóvenes, los tres coros y la organización del Festival Mozart. Víctor Pablo Pérez explicaba que con 20 años de vida, la puesta en marcha de un conjunto protagonizado por menores de quince años le da sentido a la idea sinfónica por la que nació la OSG.
Por último, la Sinfónica soplará las velas de la tarta con una segunda perla. Se trata de la zarzuela “Cádiz”, de Chueca, que la OSG y Víctor Pablo Pérez grabaron hace dos años en El Escorial para Deutsche Grammophone, y que tocarán junto a “Obertura 1812”, de Chaikovsky, dos obras representativas de las derrotas de los ejércitos napoleónicos.
La OSG seguirá apostando también en 2011-2012 por crear nuevos públicos con una nueva edición de Festiclass y Abono3.


 

La OSG despedirá a Mahler y tocará la zarzuela “Cádiz” en su nueva temporada