Sudáfrica podrá despedirse de Mandela en las calles de Pretoria

, una mujer con su hijo rinde tributo a Mandela delante de la casa donde falleció el expresidente sudafricano
|

Más allá de fastos y reacciones oficiales, Sudáfrica podrá despedir en la calle a Nelson Mandela, su presidente más querido y popular, con actos de tributo que den al mayor número de ciudadanos la oportunidad de decirle adiós.
Dos días después de su fallecimiento a los 95 años, el Gobierno sudafricano anunció ayer que el féretro del que fuera el preso político más famoso del mundo desfilará por las calles de Pretoria entre el 11 y el 13 de diciembre. “Cada mañana, cuando los restos salgan de la morgue hacia la capilla ardiente, esas rutas se harán públicas”, dijo Neo Nomodu, directora de la Oficina de Comunicación e Información del Ejecutivo. Las autoridades pretenden así ofrecer a los sudafricanos que no podrán asistir a su capilla ardiente –que tendrá lugar en la sede del Gobierno en la capital– la opción de participar en la despedida.
“Vamos a animar a los ciudadanos a echarse a la calle mientras (el féretro) marcha por las calles de Pretoria hacia los Union Buildings (sede gubernamental)”, señaló Nomodu.
Además, la seguridad fue reforzada ayer en el complejo Union Buildings ante la avalancha de personas que allí le rinden homenaje.
Agentes de la Policía han bloqueado las dos entradas principales al recinto gubernamental, ante la congregación de centenares de ciudadanos que han acudido allí a dar su último homenaje a Mandela.
En Johannesburgo está previsto para el 10 de diciembre otro de los actos que dotan de carácter popular a los funerales de Madiba, nombre de su clan dentro del pueblo xhosa con el que se conoce en Sudáfrica a Mandela. Miles de vecinos del antiguo gueto negro de Soweto –donde está ubicado el estadio y en el que vivió Madiba– y de todos los puntos del país asistirán al oficio religioso oficial por el alma de Mandela.
Los funerales de Estado se celebrarán el próximo domingo de diciembre en la localidad de Qunu, en la provincia del Cabo Oriental –sureste del país–, donde creció Mandela y pidió ser enterrado.

alegres homenajes
Mientras, superada la profunda tristeza del anuncio de la muerte de Mandela, Sudáfrica celebra al hombre que venció a un régimen racista y devolvió la libertad al pueblo, y lo hace con alegres homenajes en los lugares más emblemáticos de su lucha.
La celebración se centra principalmente en Johannesburgo, la ciudad que sirvió a Madiba para escapar de su tribu y convertirse en el mayor símbolo de la lucha por los Derechos Humanos. En casi todas las calles de una de las urbes más grandes de África hay una referencia al héroe sudafricano, cuyo rostro serigrafiado llena árboles, vallas, farolas, coches y hasta grandes fachadas.
Hay algunas con crespones negros, pero casi todas son imágenes de un Madiba sonriente con un mismo mensaje: “Gracias Tata (padre)”. Además, el cruce de la calle 4 con la 12 del barrio de Hougthon, donde se ubica la casa en la que vivió y murió Nelson Mandela, se encuentra cubierta de flores, velas y mensajes: una montaña de pequeños homenajes personales dejados por ciudadanos que celebran y extrañan a Madiba.
Por otro lado, la misa en honor a Nelson Mandela en España se celebrará el martes a las ocho de la tarde en la madrileña basílica de San Francisco el Grande, según fuentes diplomáticas.
El homenaje, al que se espera que acudan diferentes representantes diplomáticos e institucionales, será oficiado por Juan Antonio Martínez Camino, antiguo secretario general de la Conferencia Episcopal.
Además, la diplomacia sudafricana en España ha trasladado el libro de condolencias, que se abrió el viernes en la embajada, hasta la residencia oficial de la embajadora, en el número cinco de la calle Fuente de Molino del distrito madrileño de Aravaca.
La embajadora de Sudáfrica en España, Fikile Magubane, quiso recordar al “hijo más ilustre” de su país, que se ha convertido en “símbolo de perdón, esperanza y optimismo” para todos los que pretenden “forjar un mundo mejor para las generaciones futuras”.

Sudáfrica podrá despedirse de Mandela en las calles de Pretoria